Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE aprueba sanciones contra otros trece dirigentes rusos

La UE amplía sus sanciones a RusiaReuters

Los Veintiocho han acordado este lunes ampliar la lista de dirigentes rusos y ucranianos sancionados a otros trece dirigentes y por primera vez han acordado sancionar a dos empresas en Crimea por la crisis en Ucrania, según han confirmado fuentes europeas.

La UE congelará los activos financieros de las entidades y los nuevos dirigentes sancionados, que también tendrán restringida su entrada en la UE.
Los ministros de Asuntos Exteriores han dado luz verde a la ampliación de la lista, confirmando así el acuerdo alcanzado previamente a nivel de embajadores, que ya llegaron a un principio de acuerdo la semana pasada para poder ampliar la base jurídica de las sanciones con el objetivo de poder castigar a empresas confiscadas en Crimea, cuya anexión ilegal por Rusia en marzo no ha reconocido la UE.
Los Veintiocho también han aprobado introducir "otros criterios" para sancionar como "socavar o amenazar la seguridad y obstruir el trabajo de las organizaciones internacionales", es decir de la misión especial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), según han confirmado fuentes europeas.
Las sanciones contra las nuevas personas y las entidades sancionadas se publicarán este lunes todavía en el Diario Oficial de la UE para su entrada en vigor de inmediato, según han precisado fuentes europeas.
Sin contar con esta ronda, la UE ha sancionado a un total de 48 dirigentes rusos y ucranianos por socavar o amenazar la integridad territorial, soberanía e independencia de Ucrania.
Reino Unido y Alemania han defendido abordar sanciones económicas contra Rusia en el caso de que obstruya las elecciones presidenciales del 25 de mayo en Ucrania, aunque una mayoría de países, entre ellos España, Italia, Chipre y Grecia, las rechaza.