Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE cierra el acuerdo para hacer obligatorios los controles sistemáticos en la frontera exterior

La Unión Europea ha logrado este lunes cerrar un acuerdo para hacer obligatorios los controles sistemáticos realizados a todos las personas que entren o salgan de territorio comunitario, incluidos los ciudadanos comunitarios, en el momento en que pasen la frontera exterior del bloque.
Ello permitirá cruzar los datos de cada viajero con las bases de datos europeas, como las que forman parte del sistema de libre circulación Schengen, Interpol y otras agencias, para, por ejemplo, comprobar si utiliza documentos de viaje falsos o robados.
La nueva norma, que requiere aún el visto bueno formal de los Veintiocho y del Parlamento Europeo, entrará en vigor en el plazo de unos meses, una vez que se cumplan todos los procedimientos formales. El miércoles será examinado por los estados miembros a nivel de embajadores y en otra fecha por determinar lo hará el pleno de la Eurocámara.
La Unión Europea acordó reforzar los controles en su frontera exterior tras los atentados en París de noviembre de 2015, y ya algunos países realizan una vigilancia sistemática sobre quienes transitan su frontera. Sin embargo, sólo ahora se hará "obligatorio" ese control sobre todos los viajeros, incluidos los que tienen derecho a la libre circulación.
En las negociaciones, los eurodiputados han defendido que la norma obligatoria contemple la posibilidad de "suavizar" los controles en los aeropuertos, en el caso de que las comprobaciones ralenticen en exceso el flujo de tráfico.
"Los terroristas no respetan las fronteras nacionales, por lo que los controles sistemáticos en la frontera exterior son una forma clave para evitar que vengan a la UE, pero también para que no viajen a zonas de conflicto", ha celebrado el comisario de Seguridad, Julian King.