Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE acuerda crear un nuevo fondo de inversión para movilizar hasta 44.000 millones para África

Las instituciones de la Unión Europea han alcanzado este miércoles un acuerdo para crear un nuevo fondo de inversión para África y los países de la vecindad europea con el que esperan movilizar 44.000 millones para proyectos que contribuyan al desarrollo sostenible y frenar de esta manera la inmigración a Europa.
El lanzamiento del Fondo Europeo para Desarrollo Sostenible (EFSD) fue anunciado en septiembre del año pasado por el presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, y cuenta con una aportación inicial de 3.350 millones de euros del presupuesto de la UE.
El Banco Europeo de Inversiones (BEI) prestará hasta 32.300 millones gracias a la garantía europea hasta 2020, con el objetivo de movilizar hasta 44.000 millones de euros en inversiones, una cifra que podría doblarse y alcanzar los 88.000 millones de euros si los Estados miembros y otros donantes contribuyen de forma equivalente.
El fondo contribuirá por un lado a lograr los objetivos de desarrollo sostenible en África y los países de la vecindad europea y atajar los las causas en la raíz de la inmigración
Asimismo, operará a modo de "ventanilla única" y se centrará en movilizar inversiones con aportaciones del sector privado e instituciones financieras en sectores como la energía, el agua, el transporte, las tecnologías de la comunicación y la información, el medio ambiente, la infraestructura social, el capital humano y la financiación de microempresas y pymes.
El Parlamento Europeo y el Consejo de la UE (la institución que representa a los Estados miembros) deben ahora aprobar formalmente la creación de este fondo. El pleno de la Eurocámara votará el próximo miércoles si recibe el visto bueno antes por parte de las comisiones de Asuntos Exteriores, Desarrollo y Presupuestos.