Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

UE destinará otros 381 millones a proyectos para atajar la inmigración irregular en el Sahel y el lago Chad

La Unión Europea destinará otros 381 millones de euros del fondo de emergencia para África, dotado con 2.400 millones de euros, para atajar las causas en la raíz de la inmigración irregular para 28 nuevos proyectos identificados en los países del Sahel y la región del lago Chad.
Nueve de los 28 proyectos aprobados forman parte de una iniciativa regional con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para facilitar los retornos de inmigrantes y su reintegración en sus países de origen. El objetivo es ayudar a 14 países africanos, incluido Libia, a devolver a 24.000 inmigrantes a sus países de origen. La UE, Alemania e Italia aportarán 100 millones para la iniciativa regional con la OIM.
Senegal es el país más beneficiado de los nuevos proyectos anunciados este miércoles por la Comisión Europea. La UE apoyará cuatro proyectos por valor de 88,2 millones, entre ellos uno para mejorar la gestión de la inmigración y la reintegración. Un segundo proyecto tiene por objetivo crear 10.000 empleos agrícolas y otros 5.000 no agrícolas en la región de Arachidier a fin de reducir la emigración rural en esta zona, un tercer proyecto apoyará la creación de un fichero nacional de identidad biométrico y un cuarto proyecto apoyará al sector privado, incluido microempresas.
En Malí, la UE destinará 60 millones del paquete para tres proyectos, incluido uno para contribuir al retorno de los inmigrantes en tránsito y su integración en el país y los países vecinos. Los otros dos proyectos apoyarán un sistema de información segura y base de datos biométricos y la creación de empleo, especialmente para los jóvenes, en los sectores de la horticultura, agroalimentario y artesanal.
La UE también apoyará cuatro proyectos en Mauritania con 38 millones y otros tres en Níger con 35 millones.
Los proyectos en Mauritania se centrarán en apoyar el refuerzo de la gestión de las fronteras en las comunidades locales transfronterizas, la creación de empleo para jóvenes e inmigrantes potenciales en el sector de la pesca artesanal, su formación y apoyo a las pequeñas y medianas empresas en las zonas de pesca y un tercer proyecto para potenciar las cooperativas de mujeres en el sector pesquero, incluido facilitando el acceso a microcréditos. El cuarto programa es un proyecto piloto centrado en la prevención de la radicalización.
En el caso de Níger, un proyecto contribuirá a la protección, el retorno e integración de inmigrantes, otro apoyará el plan de acción de impacto económico rápido para Agadez, principal 'hub' de la inmigración irregular a Europa en el país y otro proyecto de apoyo a la región de Diffa, con una fuerte concentración de población.
La UE también invertirá 33 millones en dos proyectos en Chad para apoyar la formación de las fuerzas de seguridad del país y un segundo proyecto de apoyo al desminado y, otros 22,4 millones de euros para tres proyectos en Nigeria, incluido uno para mejorar la gestión de la inmigración y apoyo a la estrategia de control de fronteras. Un segundo proyecto tiene por objetivo contribuir a la cohesión social y las oportunidades educativas en el norte del país, especialmente para mujeres y jóvenes y un tercer proyecto prestará apoyo psicológico y protección para menores en Borno, incluido menores afectados por Boko Haram.
Asimismo destinará otros 23,3 millones para tres proyectos en Burkina Faso para mejorar la gestión de la inmigración, la protección de inmigrantes en tránsito y su retorno voluntario, mientras que los otros dos proyectos promoverán el empleo entre mujeres y jóvenes.
Gambia se beneficiará de un proyecto de 3,9 millones para apoyar la reintegración de inmigrantes del país retornados y Camerún de otro por valor de 3,3 millones para la protección y reintegración de 850 inmigrantes cameruneses que han retornado.
Por último, la UE destinará otros 73,9 millones para cuatro proyectos regionales, incluido uno para mejorar la gestión de la inmigración y facilitar el retorno e integración en Guinea Bisssau, Costa de Marfil y Ghana. Un segundo proyecto contribuirá al desarrollo socioeconómico en la región del Lago de Chad, un tercer proyecto apoyará a las localidades afectadas por el conflicto en el norte de Malí y la repatriación voluntaria de los refugiados y el cuarto contribuirá promover el empleo y desarrollo en Malí y Burkina Faso.