Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE sanciona a once dirigentes y diez empresas norcoreanos, entre ellos dos funcionarios en Siria

La Unión Europea ha impuesto sanciones este viernes contra once dirigentes y diez empresas norcoreanos adicionales, entre ellos dos funcionarios de seguridad destinados en Siria, en aplicación de la resolución 2321 del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada el 30 de noviembre tras la última prueba nuclear que llevó a cabo el régimen de Pyongyang el 9 de septiembre.
Los ministros de Exteriores de los Veintiocho discutirán este lunes a petición de Francia la posibilidad de que el bloque imponga también "sanciones autónomas" contra Corea del Norte para dejar claro que sus pruebas nucleares son inaceptables en su reunión de Bruselas, según han avanzado fuentes diplomáticas.
Francia propone que los Veintiocho aprueben sanciones contra más individuales norcoreanos pero también contra sectores "todavía no tocados" por el régimen de sanciones como el sector de la extracción minera.
Los países de la UE comenzaron a aprobar sanciones contra Corea del Norte por sus programas nuclear, balístico y de armas de destrucción masiva en diciembre de 2006 en línea con las sanciones impuestas en el marco de la ONU, pero también han impuesto sanciones propias.
Los castigos del bloque incluyen un embargo a la exportación e importación de armas, bienes y tecnologías que puedan contribuir al desarrollo de estos programas, aunque también sanciones financieras, comerciales y en el sector de transportes.
Las últimas sanciones se reforzaron en marzo de 2016 contra 16 dirigentes y 12 instituciones y entidades de Corea del Norte y se impuso la inspección de todas las mercancías que tengan origen o destino ese país en aplicación de la resolución 2270 del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada tras los últimos ensayos nucleares y balísticos impulsados por el régimen de Kim Jong Un en enero y febrero.
Este viernes han entrado en vigor las sanciones --congelación de activos y prohibición de entrada en la Unión Europea-- contra once dirigentes y diez empresas norcoreanos adicionales, entre ellos dos funcionarios de seguridad destinados en Siria, en aplicación de la resolución 2321 del Consejo de Seguridad de la ONU en respuesta a la prueba nuclear de septiembre de Corea del Norte.
Se trata de los funcionarios del Ministerio de Seguridad del Estado norcoreano destinados en Siria, Ri Won Ho y Jo Yong Chol, así como Pak Chun Il y Kim Song Chol, que ejercieron de embajadores de Corea del Norte en Egipto y Birmania, el representante del Daedong Credit Bank (DCB), Kim Chol Sam, del que se sospecha que ha facilitado operaciones por "valor de varios cientos de miles de dólares y ha gestionado probablemente millones de dólares en cuentas relacionadas con la RPDC con posibles vínculos con los programas nuclear y de misiles".
Entre los sancionados también figuran Kim Se Gon, que trababa para el Ministerio de Industria de la Energía Atómica y al director general de la Oficina de Asuntos Exteriores de la Oficina General de Energía Atómica, Son Mun San, los funcionarios de la Korea Mining Development Corporation (KOMID Kim Song Chol y Son Jong Hyok, el presidente de la Segunda Academia de Ciencias Naturales, Chang Chang, y el presidente del Segundo Comité Económico, Cho Chun Ryong.
Las corporaciones del Banco de Desarrollo Unido de Corea, el Banco Internacional Ilsim, asociado al estamento militar del régimen, el Banco Daesong, así como la Singwang Economics and Trading General Corporation, el Korea Foreign Technical Trade Center, la Korea Pugang Trading Corporation y la compañía química Korea International Chemical Joint Venture Company, el DCB Finance Limited, el Korea Taesung Trading Company y la Daesong Trading, también han sido sancionadas.