Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE destinará 100 millones para ayudar a Libia y otros 13 países de África a devolver 24.000 inmigrante

Unos 2.700 inmigrantes han sido devueltos de la UE a Níger, Nigeria, Malí, Senegal y Etiopía en 2016 frete a los 59.000 que llegaron en 2016
La Unión Europea destinará 100 millones de euros para ayudar a Libia y otros 13 países de África, incluidos del Sahel, a devolver a unos 24.000 inmigrantes a sus países de origen en el marco de un programa regional de apoyo al retorno voluntario e integración que firmará este jueves con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).
Del paquete de 100 millones, Alemania aportará 48 millones, Italia 22 millones y, el resto, saldrá del presupuesto de la UE, según han avanzado fuentes diplomáticas.
La UE espera que el programa, que cubre un total de 14 países, incluidos Libia, los países del Sahel, de la región del Lago de Chad y vecinos, permita apoyar "el retorno voluntario y reintegración de 24.000 inmigrantes de países en tránsito en África, así como la reintegración de los retornados desde Europa a sus comunidades de origen", según consta en el segundo informe de evaluación de los resultados obtenidos de los acuerdos de inmigración que la UE ha sellado con cinco países prioritarios de origen y tránsito --Níger, Nigeria, Malí, Senegal y Etiopía-- de la inmigración a Europa.
El objetivo principal de los acuerdos es aumentar la tasa de expulsiones de inmigrantes en situación irregular en Europa a cambio de ayuda financiera.
El programa regional también contribuirá al establecimiento de "centros de respuesta" a lo largo de la ruta en Níger, Malí y Burkina Faso, para ayudar a 58.000 inmigrantes vulnerables" y promover campañas de información para alertar a los 200.000 migrantes atrapados en las diversas rutas de los riesgos de la inmigración irregular y alternativas posibles, así como las oportunidades para el retorno voluntario. También contribuirá a la recogida de datos sobre los flujos migratorios y las causas de la inmigración.
Respecto al balance de los acuerdos migratorios sellados por la UE, el informe constata que alrededor de 2.700 inmigrantes han sido devueltos de la UE a Níger, Nigeria, Malí, Senegal y Etiopía en 2016 pero el número de inmigrantes que han llegado de estos países a la UE ha subido hasta los 59.000 en 2016.
El informe de la Comisión Europea, que será presentado por la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, a los líderes europeos en la cumbre del jueves, constata una caída significativa en el número de personas que cruza el Sáhara a través de Níger para tratar de llegar a Europa, desde los 70.000 en mayo hasta unos 1.500 en noviembre.
"Este flujo de tránsito reducido dentro de África no ha producido resultados todavía en la reducción de las llegadas a Europa. Las llegadas de los cinco países prioritarios a través de la ruta del Mediterráneo Central en 2016 han aumentado a casi 59.000 del total de 173.000 llegadas" a través de dicha ruta, avisa no obstante Bruselas en el informe, que admite que Níger es el país con el que más resultados está habiendo.
En Níger, 4.430 inmigrantes interceptados en el país han sido repatriados con la asistencia de la OIM. El número de repatriaciones voluntarias desde Níger ha aumentado de unos 350 al mes de media antes del verano a unos 1.100 en noviembre y también se ha constatado el aumento en la detención de traficantes de inmigrantes. Entre mediados de julio y finales de octubre, se han detenido a 102 traficantes y nueve gendarmes por sospechas de colaborar en la inmigración irregular y 95 vehículos han sido incautados.
RIESGO DE DESVÍO DE LOS FLUJOS DE NÍGER A MALÍ
La Comisión Europea ha avanzado además que vigilará "el riesgo" de que se desvíen los flujos desde Níger a Malí, que ya es un país de origen y tránsito de inmigrantes "significativo", por la mejora en el primero.
"La tasa de retorno de inmigrantes de Malí continua siendo significativamente baja", reconoce el Ejecutivo comunitario en su informe, en el que constata que apenas 119 malienses han sido devueltos a su país de origen en 2016 y que varios países de la UE denuncian "dificultades y retrasos" por parte de Bamako, aunque ambas partes están trabajando para "abordar estos desafíos". Más de 100.000 malienses están en situación irregular en Europa y 9.305 llegaron a Europa a través del Mediterráneo Central este año.
En el caso de Nigeria, casi 2.000 nigerianos en situación irregular en Europa han sido devueltos en 2016, hasta mediados de noviembre. "La cooperación práctica en readmisiones funciona mejor con Nigeria que con los otros países prioritarios", admite el SEAE en el informe, que constata que las autoridades del país han emitido el 65% de los documentos de viaje solicitados por los Estados miembro pero avisa de que la tasa de expulsiones "sigue siendo relativamente baja".
CONCLUIR RÁPIDO ACUERDO DE READMISIÓN CON NIGERIA
Nigeria sigue siendo un país "importante" de origen de la inmigración irregular a Europa, con 35.998 personas que llegaron a través del Mediterráneo Central en 2016. Más de 200.000 nigerianos se encuentran en situación irregular en Europa. La UE comenzó a negociar un acuerdo de readmisión de inmigrantes irregulares con Nigeria en octubre y espera que la próxima ronda, prevista a "principios de 2017" permita avanzar para su "rápida conclusión".
En el caso de Senegal, el diálogo se ha intensificado, pero el Ejecutivo comunitario avisa de que la cooperación en las devoluciones debe considerarse en el contexto de la inmigración legal "significativa" y centrarse en proyectos para promover la creación de empleo en el país. Más de 230.000 senegaleses residen de forma legal en Europa. En 2016 llegaron 9.549 senegaleses a través del Mediterráneo Central de forma irregular.
Etiopía sigue siendo más frágil por la situación política en el país, que además acoge al mayor número de refugiados (783.000) después de Uganda. "Desde octubre el progreso en los retornos y readmisiones ha permanecido muy bajo", admite el informe. Un total de 172 etíopes en situación irregular en la UE han sido devueltos al país en 2016.
El Ejecutivo comunitario también prevé reforzar la cooperación en materia de inmigración con países como Afganistán, Pakistán, Bangladesh, Irán y Egipto, aunque de momento no se plantea sellar acuerdos de inmigración como los sellados con los cinco países prioritarios.
La UE también ha acordado ampliar el fondo de emergencia para África para atajar las causas en la raíz de la inmigración irregular a otros tres países: Costa de Marfil, Ghana y Guinea. De los 2.400 millones de euros que tienen el fondo, alrededor de 1.000 millones han sido comprometidos para proyectos y 471 millones han sido contratados.