Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE confirma que participará en la reunión de Astana aunque no sea "un actor militar"

La Unión Europea ha confirmado este viernes que participará en las conversaciones sobre Siria que Rusia y Turquía han organizado para el próximo lunes en la capital kazaja, Astaná, a fin de tratar de lograr un acuerdo de alto el fuego en todo el país aunque no sea "un actor militar" presente sobre el terreno.
"Puedo confirmar que la Unión Europea estará presente en la Conferencia de Astaná. Tendremos una delegación presente. En todo caso, habrá un funcionario presente", ha explicado en rueda de prensa Nabila Massrali, portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE.
La portavoz ha confirmado que la UE participará en la cita de Astana aunque "no es un actor militar" sobre el terreno, mientras que Estados Unidos todavía no ha confirmado su asistencia, a la espera de que sea la nueva Administración entrante de Donald Trump, que asume este viernes funciones, la que decida al respecto.
Este mismo jueves, el presidente de Siria, Bashar Al Assad, ha asegurado que cree firmemente que las conversaciones en Astaná servirán para alcanzar un alto al fuego en Siria y ayudar a los grupos rebeldes a alcanzar "acuerdos de reconciliación" con su Gobierno.
El alto el fuego en Siria y progresos en la entrega de ayuda humanitaria sobre el terreno deben allanar la reanudación de negociaciones políticas bajo el auspicio de la ONU el 8 de febrero en Ginebra.
Mogherini confirmó el lunes que convocará en Bruselas una conferencia "sobre el futuro de Siria" en primavera, quizá en abril, junto con la ONU, para hacer el seguimiento de los compromisos de la comunidad de donantes hechos en la conferencia de Londres para los refugiados sirios y discutir la transición política, la reconciliación y la reconstrucción de Siria.
La Unión ha dejado claro que no participará en la reconstrucción hasta que haya una transición "genuina" en marcha, algo que implica la salida del poder de Bachar al Assad para "muchos Estados miembro", han explicado fuentes diplomáticas.
Mogherini ha mantenido contactos en los márgenes del Foro Económico Mundial en Davos con el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, así como su enviado especial para Siria, Staffan de Mistura, así como con otros actores regionales -entre ellos los ministros de Exteriores iraní y el nuevo jefe de la diplomacia jordana_en el marco de sus contacto para buscar "un terreno común" con ellos en asuntos como el grado de descentralización posible en el país, así como la reconciliación y reconstrucción.