Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE celebra que el acuerdo de paz entre Kabul y el'señor de la guerra' Hektmatyar

La Unión Europea ha celebrado el acuerdo de paz firmado por el Gobierno afgano y el partido Hezb-e-Islami, liderado por el 'señor de la guerra' Gulbuddin Hekmatyar, tras dos años de negociaciones porque "envía una señal fuerte de esperanza para Afganistán" y ha elogiado la "gran valentía política" de ambas partes "incluso en momentos difíciles" para sacarlo adelante.
"Ahora que el acuerdo se ha firmado, esperamos su rápida aplicación. Esto no será una tarea fácil", ha explicado en un comunicado un portavoz del Servicio Europeo de Acción Exterior que dirige Federica Mogherini.
La UE reconoce que "el camino hacia la reconciliación se enfrenta a muchos desafíos" pero ha confiado en "la determinación y perseverancia necesaria para el éxito" que ya han mostrado ambas partes hasta ahora.
Además, ha confiado en que el acuerdo "ayudará a dar una base fuerte para el éxito de la conferencia" organizada por la UE y el Gobierno afgano el 4 y 5 de octubre en Bruselas para renovar el apoyo de la comunidad internacional para el país en el plano político, económico y social para que consolide la paz y la seguridad.
Hekmatyar ha sido acusado de graves violaciones de los Derechos Humanos, especialmente durante la guerra civil de los 1990, cuando sus fuerzas fueron acusadas de intensos bombardeos sobre Kabul en los que murieron miles de personas pero apenas ha participado directamente en la insurgencia en los últimos años.
Tras los reiterados fracasos en la iniciación de conversaciones con los talibán, el acuerdo ofrece cierta esperanza de que el Gobierno afgano puede persuadir a otros grupos milicianos a que dejen el campo de batalla y se unan a un proceso político pacífico.