Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE ve a Trump como "un salto a lo desconocido", a la espera de conocer su política

Mogherini dice que el bloque comunitario busca "una relación basada en los intereses comunes" pero con política propia
La Unión Europea ve la llegada del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como "un salto a lo desconocido", a la espera de conocer sus políticas, tal y como ha expresado el ministro de Exteriores alemán, Frank-Walter Steinmeier, en el marco de la reunión de este lunes con sus homólogos de la Unión Europea.
La mayoría de los ministros de Exteriores ha pedido esperar a que Trump asuma el cargo y a ver sus primeras medidas tras las nuevas críticas del dirigente estadounidense este fin de semana contra la UE y la OTAN.
El ministro de Asuntos Exteriores alemán ha reconocido ante sus colegas que Trump "representa un salto a lo desconocido", a la espera de conocer cuál será su política exterior, de defensa y comercial, aunque ha defendido no verlo como "una amenaza", al igual que el 'Brexit', con el que tendrán que "convivir" los europeos, según han explicado a Europa Press varias fuentes diplomáticas.
"Tenemos que esperar a ver el resultado de la política estadounidense", ha reconocido el alemán a su llegada a la reunión, admitiendo "preocupación en la OTAN" por sus nuevas críticas a una organización que considera "obsoleta", al tiempo que ha confiado en que continúe "cumpliendo sus obligaciones internacionales y las normas de la Organización Mundial del Comercio" tras cuestionar "las actividades de las compañías europeas en Centroamérica y Latinoamérica, en países conectados a través del NAFTA y Estados Unidos".
"Buscamos una relación basada en los intereses comunes con Estados Unidos pero la UE tiene su propia política sólida, autónoma y fuerte", ha explicado en rueda de prensa la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, al término de la reunión de los Veintiocho.
"Siempre nos gusta estar en buena compañía pero determinamos nuestra política por nosotros mismos", ha insistido, dejando claro que cuanto "más terreno común" puedan encontrar la UE y Estados Unidos para cooperar en cuestiones de interés común se logrará "un mejor resultado".
Mogherini ha admitido que "puede haber ámbitos en los que no estemos de acuerdo, ha ocurrido en el pasado". "Habrá que verlo cuando entre la nueva administración y tome decisiones", ha zanjado, insistiendo en que "demasiadas cosas no están claras". "Esta es la dirección de nuestras discusiones con el vicepresidente electo, Mike Pence", ha dicho, incidiendo en "las señales" que les llegan de que Washington quiere cooperar en la lucha antiterrorista, para el crecimiento económico y "varias otras cuestiones".
También ha rechazado los augurios de Trump de que más países abandonarán la Unión Europea. "La UE se mantendrá junta. Estoy convencida al 100 por cien de esto", ha dicho. "Pero creo que la Unión Europea estará bien en el futuro", ha remachado.
La jefa de la diplomacia europea ha dejado claro que mientras un país de la UE siga siendo miembro "hasta el último día" no podrá tener "negociaciones bilaterales de ningún acuerdo comercial", incluido Reino Unido, cuyo ministro de Exteriores, Boris Johnson, ha valorado como "muy buena noticia" que Trump haya dicho que quiere negociar un acuerdo de libre comercio "muy rápido" con Reino Unido.
FRANCIA PIDE "SEGUIR UNIDOS" Y "HACER BLOQUE"
El ministro de Asuntos Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, ha instado a los países de la Unión Europea a "seguir unidos" y "hacer bloque" después de que Trump haya dado por hecho que habrá más países que saldrán de la UE.
"La mejor respuesta a la entrevista del presidente americano, que va asumir sus funciones el 20 de enero, es la unidad de los europeos", ha dicho el jefe de la diplomacia gala, mientras que su homólogo de Hungría, Péter Szijjarto, cuyo país es de los más críticos con la UE, se ha apresurado a dejar claro que "Hungría no tiene la intención de abandonar la Unión Europea" y ha dejado claro que su Gobierno es partidario de "un Brexit justo".
La mayoría de países de la UE ha defendido la necesidad de esperar a ver la política de la nueva administración estadounidense.
Así, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación español, Alfonso Dastis, ha confiado en que Trump "cambie de opinión" en sus críticas a la Unión Europea y a la OTAN cuando conozca el funcionamiento de estos organismos y en que ningún otro país abandone la UE, insistiendo en que Reino Unido es un "caso aislado". "Yo creo que no va a ser así", ha zanjado el ministro.
Los ministros de Exteriores austriaco, Sebastian Kurz, eslovaco, Miroslav Lajcak, belga, Didier Reynders, y danés, Anders Samuelsen, han insistido en la necesidad de esperar a la toma de posesión del nuevo presidente de Estados Unidos para conocer su posición en temas clave de la política exterior, como sus relaciones con Rusia, incluidas las sanciones por la crisis ucraniana, la crisis siria, el acuerdo nuclear iraní, el acuerdo sobre el clima de París o la política comercial.
También el ministro checo, Lubomír Zaorálek, ha pedido ser "cuidadosos y pacientes" a la espera de ver las políticas de la nueva administración y ha insistido en que se trata de "cooperar" con ella.
En esta misma línea se ha expresado el ministro de Exteriores belga, Didier Reynders, que ha defendido la necesidad de cooperar con la administración de Trump en "muchas cosas", incluido Siria y Oriente Próximo, "al margen de las declaraciones", y ha recordado que la próxima cumbre de la OTAN, prevista en primavera, será "la primera" ocasión para discutir con Trump.
El ministro de Exteriores holandés, Bert Koenders, ha defendido por su parte la importancia "capital" de la OTAN y ha confirmado que no han entrado a discutir qué hacer con las sanciones a Rusia.
LA REALIDAD, MÁS DIFÍCIL QUE EN TWITTER
"Tendremos que esperar a ver cuál va a ser la realidad. Supongo que nos vamos a alejar más del tipo de diplomacia a través de Twitter a la realidad. La realidad es bastante difícil a veces y quizá más difícil de lo que ocurre en Twitter", ha resumido el danés.
Después de que Trump haya criticado la política migratoria de la UE, especialmente el papel de Alemania, el ministro austriaco ha admitido que no han "tenido éxito en resolver la cuestión migratoria como Unión Europea" y que "el Brexit ha llevado a un enorme cambio en la autoestima de la Unión Europea".
Kurz también ha considerado que si Estados Unidos busca "una mejor relación" con Rusia es algo que no debe preocupar a los europeos. "Al contrario. Podemos hacer esto en Europa y especialmente en Austria", ha dicho, insistiendo en que la vuelta del pensamiento de bloques de la Guerra Fría es "negativo".
El ministro de Exteriores polaco, Witold Waszczykowski, ha restado importancia a las declaraciones de Trump en su entrevista con varios medios europeos, que además son "totalmente diferentes" a la visión que le transmitieron miembros de su futuro equipo la semana pasada en su visita a Nueva York, entre ellos, su asesor en seguridad nacional, Mike Flynn.