Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE y Reino Unido empezarán el lunes la negociación oficial del 'Brexit'

La Unión Europea y Reino Unido empezarán el próximo lunes, 19 de junio, las negociaciones formales para pactar las condiciones del 'Brexit', una fecha que se mantiene como estaba prevista antes de que el resultado de las elecciones británicas arrebatara a Theresa May la mayoría parlamentaria e hiciera temer un nuevo retraso en las conversaciones.
"El negociador jefe de la Unión Europea, Michel Barnier, y el secretario de Estado británico para la Salida de la UE, David Davis, han acordado este jueves lanzar las negociaciones el próximo lunes, 19 de junio", han anunciado las partes en un breve comunicado difundido a los medios.
Será la primera ronda formal entre Londres y Bruselas desde que se activara el proceso de divorcio a finales de marzo y cuando se cumple un año desde que los británicos decidieran en referéndum abandonar la Unión Europea.
A falta del inicio oficial, representantes del Gobierno británico y de la Comisión Europea han mantenido contactos técnicos a lo largo de esta semana para fijar las precondiciones de la negociación, en especial para aclarar cuestiones técnicas y de tipo logístico.
Con todo, la cita del lunes, que tendrá lugar en Bruselas, será una "reunión introductoria" que sirva para sentar las bases de las siguientes rondas, más que para abordar cuestiones de fondo, según han indicado a Europa Press fuentes europeas.
La Unión Europea ya ha avisado de que sus prioridades son garantizar el respeto de los derechos de los más de 3 millones de europeos residentes en Reino Unido y del millón de británicos en suelo comunitario y también fijar la "factura" que deberá asumir Londres antes de sellar el divorcio.
Los 27 esperan lograr avances suficientes en estos ámbitos de aquí al otoño, si se quiere respetar el calendario que exige un acuerdo antes de marzo de 2019, para abrir la puerta a una segunda fase de negociación que permita abordar otras cuestiones del divorcio y discutir sobre la forma de las futuras relaciones.
Bruselas había insistido en los últimos días en que estaba "dispuesta y preparada" para arrancar las conversaciones ya mismo, habida cuenta de que no se detiene la cuenta atrás, pero exigió contar con un interlocutor claro con mandato para negociar por parte del nuevo Gobierno de May.
Las reglas de la UE establecen un plazo de dos años para negociar las condiciones de salida del bloque, momento a partir del cual se dejarán de aplicar de manera automática los Tratados de la UE en suelo británico.
Ello obliga a cerrar el proceso a tiempo para que sea ratificado y aplicable a finales de marzo de 2019, cuando se cumpla ese periodo de 24 meses. El Tratado de la UE contempla la posibilidad de una prórroga, pero debería ser acordada por unanimidad de los Estados miembros.