Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE insta a Irán que no haga pruebas balísticas "que aumentan la desconfianza" aunque no violen acuerdo nuclear

La Unión Europea ha instado este martes al régimen iraní a abstenerse de realizar pruebas de misiles balísticos "que profundizan en la desconfianza" aunque no violen el acuerdo nuclear iraní y ha dejado claro que espera que Teherán cumpla "todos sus obligaciones internacionales", incluida la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU que le prohíbe realizar estas pruebas.
"La prueba es inconsistente con la resolución del Consejo de Seguridad de la OU 2231, pero compete al Consejo de Seguridad determinar si constituye una violación" de la misma, ha asegurado en rueda de prensa la portavoz de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Nabila Massrali.
El misil fue lanzado el domingo desde una base ya conocida situada en Semnan, a unos 225 kilómetros al este de Teherán. Se trata de un misil de alcance medio que cubrió una distancia de casi 1.000 kilómetros antes de estallar, según Estados Unidos. Los expertos están divididos sobre si este tipo de lanzamientos suponen un incumplimiento del acuerdo nuclear y las resoluciones de la ONU que prohíben a Irán realizar ensayos balísticos.
La portavoz de Mogherini no ha podido aclarar si Irán sometió a prueba un misil balístico o de otro tipo en su último ensayo pero ha dejado claro en todo caso que el programa de misiles balísticos de Irán "no era parte" del acuerdo nuclear iraní. "Y por tanto la prueba no es una violación del mismo", ha zanjado.
Eso sí, ha reiterado la "preocupación" de la UE por el programa de misiles iraní y ha hecho un llamamiento a Irán para "que se abstenga de actividades que profundizan en la desconfianza, tales como las pruebas de misiles balísticos" y ha dejado claro que "la UE espera que Irán cumpla todas sus obligaciones internacionales, incluida la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU 2231".
Además, ha dejado claro que "la UE mantendrá las restricciones relacionadas con los misiles balísticos durante ocho años" a Irán, a partir de la fecha del 18 de octubre de 2015 que es cuando se adoptó el acuerdo nuclear, o hasta que la Agencia Internacional de la Energía Atómica" concluya "que todos los materiales nucleares en Irán son pacíficos".