Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE decidirá una ayuda a Grecia si no se cierra el rescate "a principio de semana"

Los acreedores europeos deberán decidir "a principio de la semana próxima" si hay margen para concluir las negociaciones del tercer rescate griego a tiempo para que Atenas cumpla con los vencimientos del próximo 20 de agosto, o si será necesario pedir a los Veintiocho que concedan un nuevo préstamo puente con el que el Gobierno de Alexis Tsipras pueda hacer frente a los pagos más urgentes.

Bruselas ha insistido en los últimos días en que lograr un acuerdo sobre el tercer programa de ayuda en plazo es un objetivo "ambicioso, pero realizable" y ha destacado el carácter "satisfactorio" de las negociaciones de la troika (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) en Atenas.
El propio presidente del Ejecutivo comunitario, Jean-Claude Juncker, ve "posible" el acuerdo este mes, "de preferencia antes del 20 de agosto", como ha recordado varias veces esta semana una de sus portavoces, Mina Andreeva.
Sin embargo, fuentes europeas consultadas por Europa Press advierten de que está por ver si el acuerdo se cerrará "con tiempo suficiente" para cumplir con todas las etapas procedimentales necesarias para que el fondo europeo de rescate (MEdE) puede liberar un primer tramo de ayuda.
Los equipos negociadores en Atenas trabajan en la redacción del Memorando de Entendimiento (MoU) que fijará las condiciones y los plazos del rescate, pero su conclusión no será el paso definitivo, ya que aún deberá someterse al voto de varios parlamentos nacionales en sesión extraordinaria, entre ellos el griego y el alemán.
Entre las cuestiones por resolver sigue pendiente que el Gobierno heleno concrete y materialice el tercer paquete de reformas y ajustes que se reclama a Atenas como parte de las medidas inmediatas acordadas en la cumbre del euro del 12 y 13 de julio. "Aún no hemos visto la lista detallada (de esas reformas)", indican a Europa Press fuentes de la negociación.
"Veremos si los expertos (de la troika) tienen el texto del MoU para el martes y hay tiempo suficiente para consultar a los Estados miembros, a los parlamentos nacionales", añaden.
De lo contrario, los Veintiocho deberán decidir sobre una nueva ayuda urgente para que Grecia pueda hacer frente a sus vencimientos más inmediatos, estimados en 5.000 millones de euros por las instituciones y que incluyen un pago de 3.400 millones de euros al BCE el próximo día 20.
La Unión Europea ya acordó en el mes de julio un primer préstamo puente de 7.160 millones de euros del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (ESFM) que fue desbloqueado 'in extremis', después de que se garantizara a los Estados miembros que no integran el euro que no asumirían pérdidas en caso de impago.
Precisamente la semana pasada, los 28 acordaron hacer permanentes estas garantías para agilizar la tramitación de futuros préstamos y evitar nuevas negociaciones contrarreloj. En cualquier caso, una nueva ayuda del ESFM exigirá también una petición oficial por parte del Gobierno de Syriza y una propuesta de la Comisión, que deberá ser aprobada después por los Estados miembros.
Aunque no hay un plazo formal para tomar la decisión en un sentido u otro, las fuentes consultadas apuntan al lunes o el martes como el momento en que se deberán pronunciar las partes.