Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE buscará la "unidad" del G7 a pesar de la política comercial y medioambiental de EEUU

La Unión Europea acudirá a la reunión del G7 de este viernes y este sábado en Taormina (Italia) con la "prioridad" de mantener la "unidad" de este grupo de países a pesar de los planteamientos de Estados Unidos sobre política comercial y medioambiental, según han informado fuentes comunitarias.
El bloque comunitario estará representado por el presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, y por el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Juncker, y su intención será la de preservar la "unidad" del G7 en un momento de "tiempos inciertos" en los que se hace patente la necesidad de "instituciones estables", ha señalado este miércoles un alto funcionario europeo.
De cara al encuentro, la UE considera que existen "muchas áreas de convergencia" entre los países del G7, especialmente en cuanto a política exterior y la "visión común" ante las situaciones de Siria, Libia, Corea del Norte y el conflicto entre Rusia y Ucrania.
Sin embargo, el bloque comunitario admite que "ciertos elementos tradicionalmente cubiertos" por el G7 "no serán tan prominentes como en el pasado". Las fuentes han señalado directamente a la revisión que el presidente de Estados Unidos, Donald Tusk, está realizando sobre su política comercial y su implicación en el Acuerdo de París para combatir el cambio climático.
Así, aunque se espera que el comunicado del encuentro sea por tanto "mucho más corto" que el de años anteriores, la UE considera que la reunión de Taormina será una "plataforma" para tener "intercambios francos de opiniones" y "mostrar las profundas convicciones" del club europeo.
En concreto, la UE cree que tanto la reunión de este miércoles en Bruselas como el propio G7 serán oportunidades para presentar argumentos a Trump sobre los beneficios que supondría que Estados Unidos siga formando parte del Acuerdo de París por las "oportunidades" que crea.
Con respecto a los planteamientos comerciales, la UE seguirá defendiendo la existencia de un sistema "multilateral" con "la OMC en el centro", aunque ésta sea una de las cuestiones que Trump cuestiona en la revisión de su política comercial. El bloque comunitario cree que existe "espacio" para reformar la organización comercial global pero considera que sólo se podrá hacer de una forma "efectiva" si Estados Unidos y la UE "van de la mano".
Con respecto al conflicto entre Rusia y Ucrania, la UE ha mostrado su confianza en que la declaración final del G7 mantenga la posición acordada en los encuentros de 2015 y 2016, en la que se insta a Moscú a implementar de forma íntegra el Acuerdo de Minsk y a respetar la soberanía de Kiev.