Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UA advierte a Jamé de que dejará de reconocerle como presidente de Gambia el 19 de enero

La Unión Africana (UA) ha advertido este viernes al presidente de Gambia, Yahya Jamé, que dejará de reconocerle como tal a partir del 19 de enero próximo, fecha en la que expira su mandato y en la que le ha pedido que traspase el poder al opositor Adama Barrow, ganador de las elecciones del pasado 1 de diciembre.
En un comunicado, el Consejo de Paz y Seguridad de la UA, máximo órgano de la organización continental, ha pedido "una vez más" a Jamé que "respete la Constitución" y "traspase el poder el 19 de enero al presidente electo" como estipula ésta y "conforme a la voluntad de los ciudadanos".
En este sentido, le ha advertido de que a partir de esa fecha, Jamé "ya no será reconocido por la UA como presidente legítimo de la República de Gambia" y le ha dejado clara su "política de tolerancia cero en lo que respecta a los golpes de Estado y los cambios inconstitucionales de gobierno en África".
Asimismo, le ha prevenido que recaerá en él la responsabilidad "en caso en que su acción conduzca a una crisis con consecuencias como un desorden político y un desastre en el plano humanitario y de los Derechos Humanos, incluida la pérdida de vidas humanas inocentes y la destrucción de bienes".
Por último, ha llamado tanto al Gobierno actual como al resto de actores en Gambia a "trabajar juntos para facilitar el traspaso pacífico y ordenado del poder al nuevo presidente".
A este respecto ha pedido a todos, incluidas "las fuerzas de seguridad, que hagan prueba de la mayor contención y respeten escrupulosamente la Constitución y el estado de derecho, especialmente la libertad de expresión". En este sentido, la UA ha recordado a las fuerza de seguridad su "deber y obligación" de ponerse a "disposición de las autoridades democráticamente electas".