Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tusk avisa a Londres de que la UE protege sus intereses y "no los de quien decide abandonar"

El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, ha advertido este jueves a Londres de que la Unión Europea protege sus intereses y "no los de quien decide abandonar", por lo que no negociará la salida de Reino Unido mientras su gobierno no active formalmente el proceso de divorcio.
"No habrá negociación sin notificación", ha insistido Tusk en una breve comparecencia ante la prensa en Luxemburgo, en referencia al artículo 50 del Tratado de la UE que un Estado miembro debe invocar si quiere negociar su salida del bloque.
Londres se resiste a activar este procedimiento, pese a la victoria de los partidarios del 'Brexit' en el referéndum de junio, porque supondrá también iniciar una cuenta atrás de dos años, tras la cual se suspenderá la aplicación de leyes comunitarias en Reino Unido.
Por eso, Tusk ha asegurado que la cumbre a Veintisiete --es decir, sin Reino Unido-- que los jefes de Estado y de Gobierno europeos celebrarán el 16 de septiembre en Bratislava no se dedicará a hablar de Reino Unido o de la "estrategia de negociación", sino a discutir sobre el futuro de la UE.
La razón es "proteger los intereses de los miembros de la Unión que quieren seguir juntos, no los del que decide abandonar". "Por eso no debemos desistir de este principio", ha recalcado.
Así pues, la cita de Bratislava servirá para discutir el "significado político" del 'Brexit' para la UE, para lo que será necesario "ser francos y no esquivar los asuntos más controvertidos y difíciles".
De cara a esta cumbre, el exprimer ministro polaco está realizando una ronda de contactos con todas las capitales. Ya se ha visto con la canciller alemana, Angela Merkel, y con el presidente francés, François Hollande, entre otros; mientras que no hay fecha confirmada para la conversación con el presidente del Gobierno en funciones español, Mariano Rajoy.
Pese a que no ha sido invitada a Bratislava, Tusk tiene previsto también hablar con la primera ministra británica, Theresa May, en los próximos días, probablemente el próximo viernes 8, según han indicado fuentes europeas a Europa Press.
PRIORIDADES PARA LA UE
En opinión de Tusk, la Unión Europea debe fijar sus esfuerzos en "recuperar el control total" en materia de seguridad interior y de las fronteras exteriores del bloque.
"No es accidental que este asunto, junto al de la migración, estuvieran en primera línea de la campaña del referéndum en Reino Unido. El sentido de la inseguridad y de la inestabilidad, en muchos aspectos, incluido el económico, está presente también en el continente", ha resumido Tusk.
Las medidas de la UE durante la llamada 'crisis de los refugiados' para frenar la llegada de demandantes de asilo e inmigrantes irregulares muestran que "las acciones colectivas funcionan", ha dicho el político polaco.
En este sentido, ha añadido, queda "mucho por hacer" y la UE debe asegurarse de que "nunca más permitimos que se repita el caos de 2015 en Europa".
El presidente del Consejo ha pedido también a los Estados miembros que se haga "más" en el plano europeo en materia de lucha contra el terrorismo, aunque la seguridad siga siendo una competencia nacional.
Finalmente, ha apuntado el "temor" creciente que despierta la globalización y el sentimiento de que "sólo beneficia a las elites".
"Debemos ayudar a la gente a volver a tener fe en que la UE debe ayudarles, garantizar su protección y compartir sus emociones. A menudo las elites europeas parecen alejadas de la realidad", ha lamentado.