Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un tribunal de Turquía pone en libertad a cuatro sospechosos de haber participado en el asesinato de Hrant Dink

Un tribunal de la localidad turca de Estambul ha puesto en libertad por falta de pruebas a cuatro sospechosos de haber participado en el asesinato del periodista turco-amernio Hrant Dink, que murió en 2007 a causa de un presunto ataque ultranacionalista debido a los artículos que escribía sobre la identidad armenia y sus referencias al genocidio armenio, que Turquía no reconoce.
La corte ha señalado que los cuatro miembros, el coronel Atilla Gucluoglu, el ex capitán Murat Bayrak, así como Birol Ustaoglu y Yoksel Avan, dos suboficiales, han sido liberados debido a las "declaraciones contradictorias" dadas por un hombre que fue condenado por disparar al periodista en una calle de Estambul en enero de 2007.
Dink, que era el director del periódico turco-armenio 'Agos', fue asesinado enfrente de la redacción, un caso que ha levantado la polémica y ha provocado todo tipo de teorías conspiratorias en el país, según ha informado la agencia de noticias Anatolia.
Ogun Samast fue condenado en 2011 a 23 años de prisión por haber matado a Dink. Samast, que tenía 17 años en el momento en que se produjo el ataque, aseguró que disparó al periodista por "insultar la nacionalidad turca". Aunque es el único encarcelado por la muerte de Dink, se ha especulado en numerosas ocasiones con la participación de más personas.
Por otra parte, el tribunal ha señalado que existe una "falta de conexión verídica" entre los cuatro acusados y la Organización Terrorista Fetulista (FETO, por sus siglas en turco), grupo vinculado al influyente clérigo Fetulá Gulen, al que Ankara acusa de haber orquestado el intento de golpe de Estado que tuvo lugar en el país el 15 de julio.
Gulen, así como el exfiscal general de Estambul Zekeriya Oz, el exdirector del diario Zaman Ekrem Dumanli y los periodistas Adem Yavuz Arslan, Faruk Mercan y Ercan Gun, fueron acusados de "matar intencionadamente" y de intentar "atentar contra el orden constitucional".
Samast ha asegurado en varias ocasiones que dos exjefes de Policía son los verdaderos responsables de la muerte de Dink.