Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía convoca al embajador alemán por la retención del vicepresidente del Parlamento en Colonia

El Gobierno turco ha convocado este miércoles al embajador alemán, Martin Erdmann, por la breve retención del vicepresidente del Parlamento turco, Aysenur Bahçekapili, en el aeropuerto de la ciudad alemana de Colonia, según han informado fuentes diplomáticas a 'Hurriyet'.
El incidente tuvo lugar el lunes, cuando Bahçekapili se disponía a regresar a Turquía. La Policía le impidió coger el vuelo hacia Ankara con el pasaporte temporal que le había dado el consulado turco después de que le robaran la maleta y el pasaporte diplomático.
"No aceptaron el pasaporte temporal aunque les dije que era el vicepresidente del Parlamento de Turquía. Me contestaron: 'no es nuestro problema' y nos llevaron a mi hermana y a mí a la comisaría del aeropuerto", ha contado.
"Estuve a punto de explotar de la rabia", ha confesado Bahçekapili. "'¿Esta es vuestra Unión Europea? No queremos esta Unión Europea', les grité", ha recordado, indicando que no le permitieron subir al avión hasta que no se calmó.
El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha criticado el trato dado por las autoridades alemanas a Bahçekapili. "¿Acogéis terroristas pero hacéis que el vicepresidente del Parlamento espere durante horas en un aeropuerto?", ha reprochado.
Erdogan ha amenazado al Gobierno de la canciller alemana Angela Merkel con "represalias" si no adopta "las medidas necesarias contra los funcionarios implicados". "¿Deberíamos hacer lo mismo?", ha planteado, de acuerdo con dicho diario turco.
La sede legislativa también ha criticado el comportamiento de Alemania. "Este comportamiento contra el presidente de la Gran Asamblea Nacional es inaceptable", ha dicho el Parlamento a través de un comunicado.