Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía ha repuesto ya a "casi" todos sus militares en el cuartel de operaciones de la OTAN tras la purga

El Gobierno turco ha repuesto ya a "casi" todos los militares que destituyó en el marco de una purga contra los presuntos responsables de tener vínculos con el movimiento de Fetulá Gülen en el Mando Aliado de Operaciones (ACO), ubicado en el cuartel general militar de la OTAN (SHAPE) en la localidad belga de Mons.
"En términos de su personal en mi cuartel, estamos hoy casi de vuelta al punto previo al golpe de Estado. Están cubriendo estas posiciones importantes en nuestros cuarteles generales y aprecio sus esfuerzos en este sentido", ha explicado en rueda de prensa el comandante supremo aliado en Europa, el general estadounidense Curtis Scaparrotti.
Turquía retiró al 50 por ciento de sus 150 efectivos desplegados en el Mando Aliado de Operaciones (ACO) en SHAPE tras el golpe de Estado a finales del año pasado, según confirmó el general estadounidense el pasado diciembre.
Scaparrotti admitió que un número "bastante considerable" de los militares turcos desplegados en la OTAN fueron "detenidos, convocados de vuelta" o fueron "retirados del servicio activo" y admitió "preocupación" por su futuro, tras reconocer que "no" creía que estuvieran implicados en el golpe. "Pero esto es un problema de Turquía", subrayó, admitiendo con todo que su retirada tenía "un impacto" para el funcionamiento interno.
El presidente del Comité Militar de la OTAN, el general checo, Petr Pavel, ha admitido por su parte que el número de militares turcos en el organismo todavía es "ligeramente menor" que antes del golpe fallido de julio y su purga posterior pero insistió en que trabajan con "la misma calidad" que antes.
"Hacen todos los esfuerzos para cubrir los huecos. Podemos confiar en Turquía como aliado como hacíamos antes", ha remachado, insistiendo en que tienen "plena confianza" en sus "colegas militares turcos".
Según cifras relevadas por militares turcos cesados por Ankara al diario 'La Libre Belgique', 42 de los 53 oficiales destinados en la sede de la OTAN en Bruselas han sido despedidos y 80 de los 100 en SHAPE.
En total, alrededor de 450 de 600 oficiales turcos en las diferentes bases de la OTAN, incluidas las de Ramstein (Alemania), Norfolk (EEUU) y Nápoles (Italia) han sido relevados.
"A partir de septiembre, recibimos avisos de suspensiones. La lista principal llegó el 27 de septiembre, afectaba a 221 militares turcos destinados en la OTAN. Una segunda lista llegó el 30 de septiembre con 240 nombres", explicó a principios de enero un coronel turco 'purgado' al rotativo belga bajo condición de anonimato. Un total de 19 de los que volvieron a Turquía fueron "encarcelados".
El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha instado a las autoridades turcas a respetar el Estado de Derecho en su respuesta al golpe de Estado fallido y ha dejado claro que compete a los países aliados individuales decidir si conceden el asilo a los militares turcos purgados y a las autoridades turcas decidir a los militares que envían a la OTAN.