Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El partido de Erdogan descarta celebrar elecciones anticipadas por las protestas

El partido de Erdogan descarta celebrar elecciones anticipadas por las protestasGtres

El Partido Justicia y Desarrollo (AKP) ha descartado la posibilidad de que Turquía celebre elecciones anticipadas a causa de las protestas antigubernamentales que han sacudido el país durante la última semana, en las que han fallecido tres personas y alrededor de 5.000 han resultado heridas.

El portavoz de la formación, Huseyin Çelik, ha destacado que "no hay necesidad de celebrar elecciones anticipadas" y ha subrayado que "el Parlamento funciona como un reloj", según ha informado el diario turco 'Hurriyet'.
"En el pasado, (los gobiernos) no podían ni reunirse con el Gabinete. Hay estabilidad política. Afortunadamente, no hay motivos para adelantar los comicios", ha remachado, tras una reunión de cuatro horas del Consejo Central de Decisión y Ejecutivo del AKP, en la que ha estado presente el primer ministro, Recep Tayyip Erdogan.
"El primer ministro no va a cesar a nadie a quien no considere responsable de los crímenes cometidos contra la población (durante la represión de las manifestaciones). Si sus demandas son como las de los jenízaros pidiendo cabezas, no van a tener éxito", ha manifestado Çelik.
La protesta comenzó a raíz del anuncio de la tala de árboles centenarios de la plaza Taksim para la construcción de un centro comercial, pero la violenta represión policial contra los manifestantes provocó una movilización aún mayor para denunciar lo que consideran autoritarismo de Erdogan.
Los críticos acusan al Gobierno que lidera Erdogan de ser el causante de los problemas que sufre estos días el país por haber arremetido contra los manifestantes en los primeros días de movilizaciones y por haber intentado vincularlos con el terrorismo.
La Policía empleó gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a los manifestantes, lo que provocó que las protestas derivaran en enfrentamientos y, posteriormente, se extendieran a otras ciudades.