Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía destituye a otros 540 jueces y fiscales por sus supuestos vínculos con Gulen

Más de 540 jueces y fiscales han sido destituidos de su cargo este jueves en Turquía, como parte de la campaña del Gobierno contra los simpatizantes del clérigo Fetulá Gulen, según ha informado la agencia de noticias oficial, Anatolia.
La asamblea general del Consejo Supremo de Jueces y Fiscales turco ha decidido despedir finalmente a 543 de los 648 jueces y fiscales que habían sido suspendidos. La decisión, que se ha hecho efectiva este jueves, se tomó en julio durante el estado de emergencia.
Esta cifra conocida hoy se suma a los 2.847 jueces y fiscales que ya habían sido despedidos tras ser suspendidos a fecha de 24 de agosto.
Las personas despedidas han sido acusadas de pertenecer a la "organización terrorista" de Gulen, a la que el Gobierno culpa del intento de golpe de Estado del pasado 15 de julio, en el que murieron 240 personas.
El Gobierno de Turquía acusa a Gulen de intentar derrocar al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, a través de la infiltración de sus simpatizantes en las instituciones del Estado, especialmente en el Ejército, la Policía y el sistema judicial.