Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Cuatro policías y un militar mueren en ataques en el sureste de Turquía

Al menos cuatro policías y un militar han muerto en varios atentados en el sureste del país, de mayoría kurda. Los objetivos de los ataques han sido una comisaría y un helicóptero militar en la provincia de Sirnak.

Así, una explosión en Silopi ha dejado cuatro agentes muertos y uno gravemente herido, según han informado fuentes de las fuerzas de seguridad. La ciudad, que se encuentra a escasos 20 kilómetros de las fronteras de Turquía con Irak y con Siria, cuenta con una mayoría de comunidad kurda y ha sido escenario de choques entre la Policía y milicianos del Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK).
En otro ataque, un soldado ha muerto y siete han resultado heridos por los disparos de un miliciano kurdo a un helicóptero militar, ha informado el Ejército turco en un comunicado. Al menos otros siete militares que se encontraban en la aeronave han resultado heridos, el miliciano atacó el helicóptero cuando despegaba.
Estos episodios se suman a los atentados en Estambul contra una comisaría de Policía y contra el Consulado de Estados Unidos. Ambos ataques se enmarcan en los choques entre el Estado turco y milicianos del PKK, en lo que el Gobierno de Ankara ha descrito como una "guerra sincronizada contra el terrorismo", en alusión al grupo yihadista Estado Islámico y a la guerrilla del PKK.