Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía elabora un listado de videojuegos "dañinos" para la juventud como Guitar Hero, Call of Duty o Pacman

El Ministerio de Juventud y Deportes turco ha elaborado un listado de videojuegos que contienen elementos "dañinos" para la juventud y en él se incluyen títulos como Guitar Hero, Call of Duty o Pacman.
El listado, al que ha tenido acceso el diario turco 'Milliyet', es el resultado del trabajo de un equipo que investiga si los juegos incluyen "contenido que puede dañar a los jóvenes" como puede ser la "islamofobia, el uso de drogas, pornografía o violencia".
Entre los juegos supuestamente islamófobos están títulos como Guitar Hero III, Devil May Cry - Dante's Awakening, Resident Evil, Call of Duty, Hitman, Counter-Strike, Serious Sam, Muslim Massacre, Bomb Gaza, Pacman y Tekken.
El Ministerio de Juventud y Deportes turco ya fue objeto de mofa por denunciar que el videojuego clásico Pacman era islamófobo porque el protagonista "perseguía a mujeres musulmanas con velo".
La responsable de la Comisión de Educación, Cultura e Investigación, Hüzeyfe Yilmaz, encargada de este listado, ha advertido ante el Parlamento de que en Turquía residen aproximadamente 25 millones de los 1.000 millones de jugadores que hay en todo el mundo. Los jugadores turcos invierten unos 39 millones de horas al día, ha apuntado Yilmaz, que ha advertido de los "efectos dañinos" que pueden tener los videojuegos extranjeros.
"Los juegos extranjeros incluyen islamofobia, sexualidad y violencia y son de los más dañinos del sector. Estamos intentando concienciar de esta cuestión a las familias, a los jóvenes, a los profesores y a los estudiantes", ha argumentado.
En particular, el Ministerio estudia los juegos islamófobos. "El objetivo es proporcionar una percepción negativa del islam. Los juegos digitales se utilizan para difundir la islamofobia (...). El jugador asume el papel de un soldado y gana puntos matando a musulmanes que son presentados como terroristas. El principal objetivo es generar animadversión contra el islam", ha denunciado.