Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Turquía lamenta que Grecia dé "protección a los golpistas" y "evaluará" las relaciones

El Gobierno turco considera que hay "motivos políticos" tras la sentencia del Supremo sobre los militares huidos
El Gobierno de Turquía ha advertido de que "evaluará" las relaciones con Grecia tras la decisión del Tribunal Supremo griego de rechazar la extradición a ocho militares turcos, toda vez que considera que Grecia está dando "protección a los golpistas" involucrados en la revuelta de julio de 2016 por "motivos políticos".
Los militares escaparon a Grecia a bordo de un helicóptero Black Hawk horas después del fallido golpe, lo que derivó en peticiones de extradición por parte de Turquía de forma prácticamente inmediata. Para Ankara, se trata de "traidores" vinculados a la revuelta contra el presidente, Recep Tayyip Erdogan.
Según el Ministerio de Exteriores de Turquía, la decisión del Supremo griego "impide que individuos que participaron activamente en el intento de golpe (...) sean llevados ante la independiente Justicia turca". La sentencia, sin embargo, alega que en caso de existir dicho proceso, no se cumplirían los requisitos mínimos.
El Gobierno turco ha prometido seguir reclamando la extradición de los huidos con "todos los instrumentos legales". La Fiscalía de Estambul ha emitido este jueves ocho órdenes de arresto para tratar de lograr la detención y traslado de los militares.
MOTIVOS POLÍTICOS
Ankara ha advertido de que la sentencia demuestra "una vez más" que Grecia "no cumple los requisitos mínimos para combatir el terrorismo". En este sentido, ha asegurado que las autoridades helenas ya han evitado en otras ocasiones que rindan cuentas ante la Justicia miembros de "organizaciones terroristas" como el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y el Partido Revolucionario Liberación del Pueblo (DHKP/C).
"Esta actitud de la judicatura griega, que contradice las normas y principios del Derecho Internacional, deja a los autores sin castigo y viola los derechos de las víctimas. Como país que ha sufrido golpes de Estado en el pasado, Grecia se posiciona ahora como país que da refugio y protección a los golpistas", ha lamentado el Ministerio de Exteriores turco en su nota.
El caso amenaza con perjudicar las relaciones políticas entre los dos países, en la medida en que el Gobierno de Turquía ya ha avisado de que "evaluará globalmente" si da alguna respuesta a una sentencia que, en su opinión, se ha tomado por "motivos políticos".