Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Túnez asegura que los responsables del asesinato de un miembro de Hamás serán castigados

El ministro de Gobernanza y Servicio Civil de Túnez, Abid Briki, ha asegurado este miércoles que los responsables del asesinato de un miembro del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en el país serán castigados, independientemente de su nacionalidad.
Mohamed Zuari, de 49 años, fue tiroteado la semana pasada frente a su vivienda en Sfax, tras lo que Hamás afirmó que se trataba en un experto en 'drones' que trabajaba para el grupo.
En sus declaraciones, Briki ha dicho que el asesinato de Zuari "es un crimen abyecto e inadmisible", agregando que la víctima "dedicó toda su vida e investigaciones a apoyar al pueblo de Gaza en su lucha contra la ocupación israelí".
Asimismo, ha manifestado que el Gobierno tunecino tomará "medidas más duras" para preservar la integridad territorial del país, según ha informado la agencia estatal tunecina de noticias, TAP.
El ministro del Interior de Túnez, Hedi Majdub, manifestó el lunes que no puede descartarse el papel de los servicios de Inteligencia de países extranjeros en el asesinato.
"La planificación de la operación comenzó el 15 de junio en dos países europeos, y se pusieron en marcha dos planes para llevarla a cabo", subrayó.
El domingo, el brazo militar de Hamás, las Brigadas Ezedin al Qassam, acusaron a las "cobardes manos sionistas" --en referencia a Israel-- de haber asesinado a Zuari, un ingeniero aeronáutico, a quien describió como un "pionero de la Primavera Árabe y patrocinador de la revolución y la resistencia palestina" que contribuyó a las "victorias" durante la guerra con Israel en la Franja de Gaza en 2014.
Por su parte, el ministro de Defensa de Israel, Avigdor Lieberman, se negó el martes a pronunciarse sobre el asesinato, si bien dijo que el país "hace lo que puede para defender sus intereses".
"Antes de nada, no he escuchado nada sobre el tema", indicó, antes de agregar que "si alguien fue asesinado (...) en Túnez, imagino que no estaba nominado al Premio Nobel de la Paz".