Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tsipras asegura que la paga extra a pensionistas en Grecia no amenaza los objetivos fiscales

Las instituciones creen que suponen "preocupaciones significativas" en el proceso y la "sustancia" del rescate
El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, ha asegurado este jueves que las medidas anunciadas la semana pasada, que han provocado que el fondo europeo de rescates suspenda temporalmente las medidas para aliviar la deuda pública helena, no amenazan la marcha del rescate ni la consecución de los objetivos fiscales.
"Son medidas que no afectarán ni al programa ni al superávit fiscal para 2016, ni tendrán un impacto fiscal en 2017 o 2018", ha afirmado en una comparecencia de prensa después de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno.
El primer ministro heleno anunció la semana pasada que utilizaría más de 600 millones del superávit fiscal para conceder una paga extra a las pensiones más bajas del país, así como la congelación del aumento del IVA para islas del Egeo.
Estas decisiones provocaron que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) anunciara este jueves la suspensión temporal de las medidas a corto plazo que pactaron los ministros de Finanzas de la zona euro (Eurogrupo) para reestructurar la deuda pública griega.
Precisamente, un análisis preliminar de las instituciones acreedoras ha determinado que las medidas anunciadas por el Ejecutivo griego levantan "preocupaciones significativas" tanto "en el proceso como en la sustancia", con respecto a los compromisos adquiridos en el marco del programa de ajuste, ha informado un portavoz de la Comisión Europea.
"A pesar de que las medidas reducen el margen de seguridad sobre el objetivo fiscal de 2016, no se espera que cambien significativamente las previsiones fiscales en 2017 y 2018, si bien supondrían riesgos en relación a los objetivos si las medidas se prolongaran en el futuro", han destacado las fuentes.
La canciller alemana, Angela Merkel, ha indicado también en rueda de prensa que abordará esta cuestión en su reunión de este viernes con Tsipras, pero que no tiene intención de negociar el rescate griego con su homólogo heleno.
"Es una negociación para las instituciones y los ministros de Finanzas. No es una cuestión importante en nuestra conversación de mañana", ha zanjado.