Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia apuesta por negociar un nuevo acuerdo sobre la deuda con la UE

Alexis Tsipras con Nicos AnastasiadesReuters

Alexis Tsipras y su ministro de finanzas, Yanis Varufakis, recorren esta semana Europa en busca de apoyos para aliviar el peso de su deuda. El primer ministro ha comenzado su ruta en Chipre, y este martes coincidirá en Italia con su ministro de economía. En Francia ha arrancado el compromiso galo de convertirse en un "vínculo" entre Grecia y Alemania para lograr un acuerdo que incluya aliviar la carga de la deuda griega pero no su cancelación completa. Mientras tanto, Tsipras, ha descartado solicitar ayuda al Ejecutivo de Rusia, al tiempo que ha asegurado que intentará negociar con los países europeos un nuevo acuerdo de la deuda. Y en Grecia, el nuevo Ejecutivo prevé recortar el programa de escoltas para altos cargos.

El Gobierno de Tsipras ha comenzado su campaña para convencer a los escépticos líderes europeos de que acepten un nuevo acuerdo de deuda, mientras empieza a retirar las medidas de austeridad impuestas dentro del pacto de rescate vigente.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, ha descartado solicitar ayuda al Ejecutivo de Rusia, al tiempo que ha asegurado que intentará negociar con los países europeos un nuevo acuerdo de la deuda, aunque hasta el momento no ha encontrado indicios de compromiso.

Mientras continúa con su ofensiva diplomática para poner fin al actual programa de rescate acordado con la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo, el nuevo jefe del Gobierno griego ha afirmado que su país no está buscando nuevos socios.

"Estamos inmersos en negociaciones importantes con nuestros socios en Europa y con aquellos que nos han dado préstamos. Tenemos obligaciones con ellos", ha asegurado, en una rueda de prensa en Chipre, durante su primera visita al extranjero como primer ministro.

"Ahora mismo, no tenemos otras cosas sobre la mesa", ha asegurado, tras ser preguntado sobre si Grecia buscaría el apoyo de Rusia, que ha sugerido que estaría dispuesta a apoyarle económicamente si se lo solicita.

Sin margen de maniobra para pedir más fondos en los mercados y con la presión para ampliar su programa de rescate, que expira el 28 de febrero, Grecia está intentando negociar un acuerdo puente sobre su deuda que le dé más posibilidades de actuación.

Desmantelar la 'Troika'

Sin embargo, Tsipras ha reiterado los llamamientos de su ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, para desmantelar la denominada 'Troika', integrada por la Unión Europea, el FMI y el BCE, y sustituirla por negociaciones directas entre Atenas y sus socios de la UE y el FMI.

"Creo que esto sería un desarrollo maduro y necesario para Europa", ha asegurado Tsipras, que ha sufrido el rechazo directo del Gobierno de Alemania, que aboga por mantener los controles de la 'troika'. "El Gobierno de Alemania no ve ninguna razón para retirar el mecanismo de evaluación de la troika", ha dicho la portavoz del Ministerio de Finanzas alemán, Christiane Wirtz, desde Berlín.

Mientras Tsipras está en Chipre, Varoufakis tiene previsto reunirse en Londres con inversores para aliviar los temores sobre la capacidad de Atenas de devolver los 320.000 millones de euros que tiene de deuda.

Tsipras continuará con una serie de visitas al extranjero este martes, cuando tiene previsto reunirse con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, una de las principales voces de Europa que piden poner fin a las rígidas medidas de austeridad.

Este miércoles tiene previsto reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente de Francia, François Hollande, aunque todavía no tiene fecha para entrevistarse con la canciller alemana, Angela Merkel.

Los dos líderes coincidirán el 12 de febrero en el Consejo Europeo, donde podrían mantener una reunión en los márgenes del encuentro. A pesar de las reticencias de Alemania, Tsipras ha dicho que el debate en Europa está cogiendo ritmo y cada vez hay más apoyo a la idea de un cambio de dirección en Europa.
Sin representantes de Syriza en los consejos de los bancos
Mientras el primer ministro griego busca apoyos en Europa, el portavoz del Ejecutivo, Gabriel Sakellaridis, ha asegurado que no adoptarán ninguna medida que pueda dañar el valor accionarial de los bancos del país y ha subrayado que no se plantean designar a funcionarios del partido para puestos de gestión en las entidades.
"No haríamos algo que va a perjudicar los intereses de los accionistas de los bancos", destacó Sakellaridi en declaraciones a la televisión griega 'Skai', donse aseguró que cualquier medida que sea adoptada "se hará en cooperación con los inversores privados".
Por otro lado, el portavoz del Gobierno griego indicó que, aunque el programa del Ejecutivo no contempla ninguna privatización, esto no quiere decir que el Gobierno sea hostil a las inversiones del sector privado y añadió que en Europa existen numerosos ejemplos en los que las grandes empresas están en manos del Estado.
Las declaraciones del representante del Gobierno de Alexis Tsipras ha servido de impulso a la Bolsa de Atenas, cuyo indicador de referencia se anotaba un alza del 4,55% al aproximarse a la media sesión.
Francia ofrece su apoyo a Varoufakis para aliviar la deuda
Por su parte, el ministro de Economía, Yanis Varoufakis, también prosigue con la ronda de contactos que ha iniciado en Francia, donde el ministro de Finanzas de Francia, Michel Sapin, ha ofrecido respaldo a su homólogo griego Yanis Varoufakis para elaborar un acuerdo que posiblemente incluya aliviar la carga de deuda griega pero no su cancelación completa.
Al establecer un cronograma tentativo para renegociar su programa de rescate de 240.000 millones de euros (270.000 millones de dólares), Varoufakis dijo que si el Gobierno griego tiene hasta fin de mes para preparar propuestas detalladas, podría negociar un acuerdo realista con sus socios en seis semanas.
Si bien no pediría nuevos préstamos durante ese tiempo, el estado griego buscaría llegar a un acuerdo sobre liquidez con el Banco Central Europeo durante ese lapso.
El gobernante partido griego Syriza sostiene que las reservas de efectivo son suficientes para cubrir la deuda de 3.500 millones de euros en el periodo de febrero a marzo, pero que un total adicional de 1.500 millones en capital e intereses vencen en junio, con pagos adicionales de 4.700 millones en julio y 3.600 millones en agosto.
El ministro de finanzas griego viajará este lunes a Londres pare reunirse con el ministro de Finanzas británico, George Osborne, y visitará Roma el martes. Varoufakis dijo que también busca conversar con el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, cuyo país está entre los que han insistido más directamente en que Grecia debe avanzar con las reformas y el pago de su deuda.
Grecia empieza a recortar gastos
El nuevo Gobierno de Grecia, encabezado por la Coalición de Izquierda Radical (Syriza), prevé recortar el programa de escoltas para altos cargos para derivar a otro tipo de actividades a unos 2.000 policías que trabajan actualmente como guardaespaldas.
El viceministro de Protección Ciudadana, Yiannis Panousis, ha explicado este lunes a la emisora Vima FM que el Ejecutivo de Alexis Tsipras quiere que entre 1.500 y 2.000 miembros de las fuerzas de seguridad dejen de ser escoltas, según el periódico 'Kathimerini'.
Esta reforma forma parte de un paquete de cambios que prevé impulsar el primer ministro, Alexis Tsipras, y que incluye también protocolos más estrictos en la respuesta policial a manifestaciones, para reducir por ejemplo el empleo de gases lacrimógenos.
A este respecto, Panousis ha subrayado que la utilización de "químicos" debería quedar reservada a casos "extremos" en los que puedan producirse agresiones. "En este caso, podemos examinarlo como opción, pero los químicos no sirven para cazar a pensionistas o profesores", ha añadido.