Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump pide no acosar a las minorías pese a su idea de las deportaciones masivas

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha reclamado a sus seguidores que no acosen a las minorías del país, declarándose "entristecido" por los incidentes registrados tras los comicios. No obstante, el magnate ha insistido en su idea de la deportaciones masivas de inmigrantes ilegales con antecedenetes.

"Digo: Ponedle fin. Si ayuda, lo digo, y lo digo directamente a las cámaras. Ponedle fin", ha dicho, en una entrevista concedida a la cadena de televisión local CBS.
Así, ha afirmado que ha visto "una muy pequeña cantidad" de insultos racistas contra las minorías desde su elección, recalcando que es "terrible" y agregando que su objetivo es "unir este país".
Trump ha tenido además palabras para las manifestaciones contra su elección, valorando que "es horrible que esté pasando" y apuntando a la responsabilidad de la prensa.
"Creo que es magnificado por la prensa, porque, sinceramente, toman cada pequeño incidente que pueden encontrar en este país, aunque hubiera pasado antes. Si no fuera esto, sería otra cosa, porque así es como es la prensa", ha criticado.
Por otra parte, el presidente electo ha señalado que está aún sopesando si reclamar la dimisión del director del FBI, James Comey, por su decisión de no recomendar investigar a la ex secretaria de Estado y candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, por su uso de un servidor privado de correo.
"Creo que mejor no voy a comentar sobre eso. Aún no lo he decidido. Le respeto mucho. Respeto mucho al FBI", ha manifestado, antes de lamentar que "ha habido muchas filtraciones, de eso no hay duda".
"Me gustaría hablar con él", ha argumentado, añadiendo que "podría haber tenido muy buenas razones para hacer lo que hizo", tal y como ha recogido la cadena de televisión estadounidense CNN.
Trump ha declinado también confirmar si nombrará un fiscal general para investigar a Clinton, resaltando que en estos momentos quiere centrarse en la sanidad, la inmigración y otros asuntos de la agenda política.
EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL Y EL ABORTO
En otro orden de cosas, Trump se ha mostrado de acuerdo con que el matrimonio entre personas del mismo sexo sea legal en el país, agregando que no hará nada para revocarlo. "Es irrelevante, ya que es un asunto cerrado. Es una ley. Se trató en el Tribunal Supremo", ha manifestado.
El magnate ha prometido además nombrar jueces que se oponen al derecho al aborto y a las restricciones al derecho a portar armas contemplado por la Segunda Enmienda.
En este sentido, ha dicho que si la decisión del Supremo que legalizó el aborto es revocada, los casos volverían a los estados, y en los casos en los que sea prohibido "las mujeres quizá tendrían que ir a otro estado". "Veremos lo que pasa. Hay un largo camino por delante", ha dicho.
ESTADO ISLÁMICO
En la entrevista, Trump se ha mantenido firme en su postura de que sabe más que los generales estadounidenses acerca de la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico. "Seré honesto. Es probable que sea así, porque mira el trabajo que han hecho. No han hecho su trabajo", ha sostenido.
"Quizá sea cuestión de liderazgo, quizá sea otra cosa. ¿Quién sabe? Lo que puedo decir es que vamos a acabar con Estado Islámico", ha dicho.
LEY ELECTORAL Y SU SUELDO
Trump se ha mantenido firme además en su promesa de cambiar el sistema electoral, a pesar de haber accedido a la Presidencia perdiendo el voto popular frente a Clinton.
"No voy a cambiar mi opinión porque ganara. Prefiero que el que gane sea el que tenga más votos", ha sostenido.
Por último, ha anunciado que aceptará un sueldo de un dólar anual como presidente. "Creo que por ley tengo que aceptar un dólar, así que aceptaré un dólar".
"Ni siquiera sé cuál es el salario", ha manifestado durante la entrevista. Tras ser informado de que son 400.000 dólares (unos 370.900 euros) al año, ha reiterado que "no lo aceptará".