Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump recrimina a la mitad de los estados que hayan rechazado entregar los datos de sus votantes a Washington

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha recriminado a los más de 24 estados que han rechazado la petición de Washington para entregar los datos sobre sus votantes. Autoridades estatales, tanto republicanas como demócratas, han rechazado entregar estos datos para preservar la privacidad de los ciudadanos.
"Numerosos estados rechazan dar información a la muy distinguida COMISIÓN DE FRAUDE DE VOTO. ¿Qué es lo que intentan ocultar?", ha apuntado Trump a través de su cuenta oficial y personal en la red social Twitter.
La Comisión Presidencial Asesora sobre Integridad de las Elecciones ha solicitado esta información a los estados para investigar cualquier posible irregularidad en las elecciones presidenciales que llevaron a Trump a la Casa Blanca.
Trump se hace eco así de la opinión del secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, quien es además vicepresidente de la Comisión. "Francamente, si un estado como Kentucky o California no dan la información que tienen, hay que preguntarse por qué (...). ¿Qué es lo que intentan ocultar?", dijo.
La secretaria de Estado de Kentucky, Alison Lundergan Grimes, respondió a Kobach. "No hay bastante bourbon aquí en Kentucky para que esta petición parezca razonable (...). Si de mí depende no se va a entregar información sensible relacionada con la privacidad de los individuos", dijo.
La Comisión ha solicitado a los 50 estados los nombres de los votantes, fecha de nacimiento, los cuatro últimos números de sus números de la Seguridad Social y afiliación política.
El propio Trump ha denunciado en varias ocasiones sin aportar pruebas que millones de personas votaron ilegalmente en las elecciones presidenciales de 2016.