Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump promete ser un presidente "para todos" y llama a "reconstruir" el país

Donald Trump será el 45º presidente de los Estados Unidos,  tras hacerse con 279 votos electorales frente a los 219 de Hillary Clinton. A las ocho de la mañana, el jefe de campaña de la candidata demócrata ha confirmado que Hillary no va a hablar hoy: "Deberíamos irnos a casa y dormir un poco. Habrá más que decir mañana". De todos modos, Clinton ya ha llamado al presidente electo para felicitarle. En su primer discurso tras la victoria, mucho más comedido que en campaña, Trump ha tenido palabras de "gratitud" para Hillary Clinton y ha asegurado que será "el presidente para todos los americanos".

Trump ha subido al escenario acompañado de miembros de su familia, entre ellos la futura primera dama, Melania Trump. El magnate ha tomado la palabra poco después de que su rival, la demócrata Hillary Clinton, admitiese la derrota en una llamada telefónica, al término de una jornada "histórica".
"La felicito a ella y a su familia por su dura campaña", ha reconocido Trump, quien también ha querido agradecer a su rival el "servicio" brindado al país durante los últimos años.
Ahora, según Trump, "es tiempo de unirse". "Seré el presidente de todos los estadounidenses", ha prometido el magnate desde su cuartel central de Nueva York. "Nada de lo que queramos para el futuro está fuera de nuestro alcance", ha proclamado.
El futuro presidente se ha marcado como "tarea urgente" reconstruir la nación y renovar el sueño americano. En este sentido, ha recordado su experiencia empresarial y ha subrayado que "todos y cada uno de los estadounidenses tendrán la oportunidad de alcanzar su potencial".
Trump también ha tenido palabras para la comunidad internacional y ha asegurado que, aunque pondrá "primero" los intereses de Estados Unidos, su Gobierno también trabajará de forma "justa" para todo el mundo.
Mike Pence, el vicepresidente
El futuro vicepresidente, Mike Pence, también ha celebrado desde el atril lo que ha descrito como "una noche histórica". "El pueblo estadounidense ha hablado y ha elegido a un nuevo campeón", ha proclamado ante el júbilo de cientos de personas.
Pence ha dado las gracias a la ciudadanía por la "confianza" que ha depositado en la fórmula del Partido Republicano, que no figuraba como favorita en los sondeos publicados en las semanas y días previas en las elecciones.