Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un asesor de Trump habló con el embajador ruso el día antes de que EEUU impusiera sanciones a Rusia

El general Michael Flynn, designado por el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, como su próximo asesor de seguridad nacional, mantuvo con el embajador ruso en Estados Unidos, Sergei Kisliak, una serie de conversaciones telefónicas el día previo a que Washington impusiera, a finales de diciembre, una nueva tanda de sanciones contra Rusia.
El portavoz de Trump, Sean Spicer, ha explicado este viernes las llamadas mantenidas entre ambos, señalando que se trataba de contactos cuyo objetivo era fijar una fecha para que Trump y el presidente ruso, Vladimir Putin, se comunicaran por teléfono una vez que el republicano accediera a la presidencia.
En declaraciones a varios medios estadounidenses, Spicer ha señalado que estas llamadas, que no violan ninguna legislación, "se centraron en temas logísticos para establecer una llamada con el presidente ruso y el presidente electo después de que fuera investido".
"Sólo intercambiaron información logística", ha señalado Spicer. "Eso fue todo, simple y llanamente", ha remachado.
A finales de diciembre, el Gobierno de Estados Unidos anunció la expulsión de 35 diplomáticos rusos, el cierre de dos complejos rusos y la ampliación de las sanciones contra individuos y entidades rusos, en respuesta a la supuesta injerencia del Kremlin en las elecciones presidenciales para favorecer la victoria de Trump.