Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump carga contra la "desagradecida traidora" Chelsea Manning por su artículo crítico con Obama

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha cargado este jueves contra la militar estadounidense Chelsea Manning, condenada a prisión por filtrar documentos confidenciales a Wikileaks, por haber publicado un artículo crítico con el anterior mandatario del país, Barack Obama.
"Desagradecida traidora Chelsea Manning, que nunca debería haber salido de prisión, está ahora llamando débil líder al presidente Obama. ¡Es terrible!", ha afirmado el mandatario norteamericano, en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter.
Trump ha reaccionado así al artículo publicado este jueves por Manning en el diario británico 'The Guardian', en el que reprocha a Obama que no haya sido capaz de imponerse a sus "oponentes políticos" para poner en marcha medidas verdaderamente progresistas a pesar de su rechazo.
"Barack Obama ha dejado tras de sí retazos de un legado progresista. Desafortunadamente, a pesar de su fe en nuestro sistema y su récord positivo en muchos temas durante los últimos ocho años, ha habido muy pocos logros permanentes", ha asegurado la militar estadounidense, a la que Obama concedió un indulto parcial tras haber sido condenada por filtrar miles de documentos clasificados al portal 'Wikileaks'.
En su tribuna, la militar Chelsea Manning expone que Obama no ha logrado imponer sus políticas progresistas porque al final ha ido cediendo a las exigencias de los conservadores para no alejarse del entendimiento.
Además, señala que Estados Unidos necesita "un líder progresista sin remordimientos" y critica a Obama por considerar que no reaccionó con suficiente firmeza para condenar el atentado que acabó con la vida de unas 50 personas en el club de ambiente gay Pulse de Orlando.
"Tenemos que dejar de pedirles que nos den nuestros derechos. Tenemos que dejar de confiar en que nuestros sistemas les corregirán a ellos. Tenemos que tomar de verdad las riendas del Gobierno y arreglar nuestras instituciones. Debemos salvar vidas haciendo cambios en todos los niveles", asegura.