Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump pide a Qatar que deje de financiar el terrorismo y vuelva al grupo de "naciones responsables"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ratificado este viernes su posición en el conflicto diplomático que enfrenta a Qatar con los demás países árabes del Golfo instando al emirato a dejar de financiar el terrorismo y volver al grupo de lo que ha llamado "naciones responsables".
"Qatar, desafortunadamente, ha estado financiando el terrorismo a un alto nivel (...) y hemos decidido que es hora de que deje de hacerlo. Deben dejar de hacerlo", ha dicho en la rueda de prensa que ha dado desde los jardines de la Casa Blanca junto al presidente de Rumanía, Klaus Iohannis.
Trump ha confiado en que la presión ejercida sobre Qatar por parte de sus vecinos regionales haga recapacitar a su Gobierno y vuelva al grupo de "naciones responsables". "Les pedimos que hagan más y lo hagan más rápido" para luchar contra el terrorismo, ha indicado.
Además, ha confiado en que el caso qatarí sea "el principio del fin de la financiación terrorista". En este sentido, ha amenazado a otros países, que no ha mencionado, con emprender medidas similares si mantienen su apoyo a grupos armados, según informa el portal de noticias Politico.
Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Bahréin, Egipto y Yemen anunciaron el lunes la ruptura de sus relaciones diplomáticas con Qatar y su expulsión de la coalición regional que lucha contra los rebeldes huthis en Yemen como represalia por su apoyo a Hermanos Musulmanes y a la agenda iraní.
"Las medidas están injustificadas y se basan en denuncias y acusaciones que, en realidad, no tienen fundamento", ha sostenido el Ministerio de Asuntos Exteriores de Qatar. Su titular, Mohamed bin Abdulrahman al Thani, se ha mostrado dispuesto a "sentarse a hablar" con los demás países del Golfo para zanjar el conflicto.
Esta escalada de tensión amenaza con desestabilizar una región estratégica que ha permanecido en calma en los últimos años. Por ello, Kuwait, Turquía, Francia e incluso el secretario general de la ONU, António Guterres, han ofrecido sus buenos oficios para buscar una solución pacífica.