Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump matiza ante May que es prematuro hablar de levantar las sanciones a Rusia

La 'premier' británica, tajante: "Las sanciones tienen que continuar hasta que se cumplan los acuerdos de Minsk"
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha reconocido este viernes que es "muy pronto" para hablar de un posible levantamiento de las sanciones a Rusia, mientras que la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha dejado claro que no habrá cambios hasta que no se resuelva el conflicto de Ucrania.
Trump, que durante meses ha alimentado las especulaciones sobre un posible giro en las relaciones con Moscú, ha aclarado en una comparecencia junto a May que es "muy pronto" para anunciar cambios en materia de castigos.
El mandatario norteamericano, no obstante, ha insistido en que quiere tener con "todos los países" una "gran relación" equiparable a la que Estados Unidos tiene actualmente con Reino Unido. En este sentido, ha citado a Rusia y China como ejemplos de posibles acercamientos, para acto seguido matizar que "no hay garantías" al respecto.
May, por su parte, se ha mostrado más tajante y ha subrayado que "las sanciones (a Rusia) tienen que continuar hasta que se cumplan los acuerdos de Minsk", en alusión a los compromisos firmados por Moscú y Kiev para resolver el conflicto separatista del este de Ucrania.
OTAN
Durante la comparecencia de May y Trump, también se ha aludido al tema de la OTAN, después de que el mandatario norteamericano cuestionase en campaña el compromiso de Estados Unidos con la Alianza Atlántica, según él por la falta de implicación --económica y política-- de otros estados miembro.
Sin embargo, May ha asegurado que, en materia de defensa y seguridad, Londres y Washington están "unidos". La 'premier' británica ha confirmado que han reafirmado el "compromiso inquebrantable" con la OTAN y ha subrayado de forma expresa --y mirando a Trump-- que el presidente norteamericano está "al cien por cien" con la Alianza.