Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal de DDHH condena a Ucrania por la detención "ilegal" de Yulia Timoshenko

YuliaTimoshenkoReuters

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado este martes a las autoridades ucranianas por detención "ilegal" ante el arresto "arbitrario" que se produjo contra la ex primera ministra Yulia Timoshenko antes de que fuese condena por abuso de poder en 2011.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado este martes a las autoridades ucranianas por detención "ilegal" ante el arresto "arbitrario" que se produjo contra la ex primera ministra Yulia Timoshenko antes de que fuese condena por abuso de poder en 2011.
Timoshenko cumple una condena de siete años de prisión por abuso de poder --después de haber firmado un acuerdo de suministro de gas con Rusia en 2009-- que le fue impuesta en octubre de 2011 tras un polémico juicio que, según Estados Unidos y varios países occidentales, tenía motivaciones políticas.
A través de un comunicado, el Tribunal ha indicado que por unanimidad, los jueces de la entidad han dictaminado que la detención ordenada el 5 de agosto fue "arbitraria", que la "legalidad de su detención no se había revisado de forma adecuada" y que no pudo conseguir una compensación "por su privación de la libertad".
El Tribunal Europeo se refiere a la detención que sufrió Timoshenko antes del juicio que entonces fue justificada por el tribunal ante la falta de seriedad de la ex primera ministra durante el proceso judicial y por sus continuas faltas ante los tribunales.
En la nota, el organismo europeo indica que la decisión efectuada en agosto de 2011 por el tribunal ucraniano de detenerla no tiene justificación en el auto de arresto, ya que no se precisa que Timoshenko no acudiera a las sesiones, y que habría bastado con limitar sus movimientos.
"Debido a que las razones indicadas durante su detención antes del juicio se mantuvieron iguales hasta que fue condenada, el Tribunal considera que la detención fue arbitraria e ilegal durante todo su período", ha dictaminado.
RECHAZO DE MALOS TRATOS
Por otro lado, el organismo ha rechazado por mayoría que se produjera alguna ilegalidad en el traslado forzoso de la prisión de Jarkiv en la que se encontraba en abril de 2012 hasta el hospital penitenciario para ser tratada de una serie de dolencias, a pesar de las negativas de Timoshenko a recibir tratamiento.
Además, ante la negativa a someterse a pruebas forenses, el Tribunal Europeo ha indicado que no se puede verificar que los moratones que presentó Timoshenko en abril de 2012 se produjeran por malos tratos cuando fue trasladada al centro sanitario, como aseguró la ex primera ministra.
El Tribunal también ha rechazado las alegaciones de la ex primera ministra sobre la falta de tratamiento médico que sufrió durante su detención antes del juicio y ha destacado que el Comité Europeo de Prevención de la Tortura (CPT) visitó a Timoshenko durante su cautiverio y que no presentó ninguna alegación ante los cuidados médicos que estaba recibiendo.