Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tribunal Supremo de Chile da luz verde para juzgar a Fujimori por nuevo delitos

El Tribunal Supremo de Chile ha accedido este martes a ampliar el pliego de cargos que figura en la orden de extradición del ex presidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000), lo que permitirá juzgarle en su país por nuevos delitos, incluidos de lesa humanidad.
Los cinco magistrados que forman la Sala Segunda del Supremo chileno han decidido por unanimidad que añadir a los cargos contra Fujimori los de homicidio calificado y asociación ilícita por la muerte de seis personas en 1992 a manos del grupo Colina en el distrito de Pativilca, en la ciudad de Barranca, como parte de la lucha contra Sendero Luminoso.
Han argumentado que se trata de delitos de lesa humanidad, que no prescriben. "Merecen una reprobación enérgica de la conciencia universal al atentar contra los valores humanos fundamentales, que ninguna convención, pacto o norma positiva pueden derogar, enervar o disimular al contravenir", han indicado.
En cambio, han desestimado la acusación de peculado por considerar que este delito ya ha prescrito conforme a la legislación chilena. "La letra de la ley no debe ser sobrepasada nunca cuando está en juego la imposición de una pena", han sostenido.
El presidente del Poder Judicial de Perú, Duberlí Rodriguez, ha explicado que este fallo permitirá a la Justicia peruana juzgar a Fujimori por dichos delitos. "Serán los tribunales nacionales quienes dirán si corresponde o no (condenarlo)", se ha limitado a señalar, según informa la agencia de noticias oficial ANDINA.
Fujimori fue condenado en 2009 a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad --homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado-- a causa de las matanzas cometidas en La Cantuta (1992) y Barrios Altos (1991) durante la ofensiva de su Gobierno contra los guerrilleros de Sendero Luminoso.
Ha sido condenado por un total de cinco casos, muchos de ellos escándalos de corrupción, pero en Perú las penas no son acumulables, de modo que solo se cumple la que conlleve más años de reclusión penitenciaria, que en su caso es la referida a La Cantuta y Barrios Altos.
La familia de Fujimori ha pedido al Gobierno peruano que conceda un indulto humanitario al ex presidente pero su petición ha sido rechazada. La salud del ex mandatario, de 78 años, se ha deteriorado en los últimos años a causa, sobre todo, de un cáncer de lengua.