Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tribunal de Cuentas de la UE ve resultados "frágiles" en Ucrania en la lucha contra la corrupción pese a ayudas

El Tribunal de Cuentas de la Unión Europea ha alertado este miércoles de que los resultados en la lucha contra la corrupción en Ucrania son todavía "frágiles" a pesar de las millonarias ayudas europeas al país, en un informe especial sobre los resultados de las ayudas a la exrepública soviética.
"La asistencia de la UE a Ucrania fue parcialmente eficaz a la hora de obtener resultados tangibles y sostenibles en la mejora de la gestión de las finanzas públicas y en la lucha contra la corrupción", ha concluido el órgano fiscalizador europeo en su informe.
La Comisión Europea anunció un paquete de ayuda de unos 11.200 millones de euros entre 2014 y 2020 para Ucrania a cambio de reformas políticas y económicas, incluido medidas para atajar el grave problema de corrupción en el país. El paquete incluía préstamos de hasta 8.000 millones de euros del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y del Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD).
Según datos del Tribunal de Cuentas, la asistencia de la UE a Ucrania entre 2007 y 2015 se elevó a 1.600 millones de euros en subvenciones -la mitad canalizado directamente al presupuesto del Gobierno ucraniano y sujeto a un menor control_y otros 3.400 millones de euros en préstamos.
El Tribunal de Cuentas europeos ha constatado los resultados "incompletos y tardíos" de las reformas en Ucrania hasta 2014 por "el limitado compromiso" del Gobierno ucraniano y aunque reconoce el "nuevo espíritu" reformista del país tras la Revolución del Maidán "los resultados obtenidos hasta el presente son todavía frágiles". "En cuanto a la política seguida para luchar contra la corrupción, habrá que esperar a ver los resultados de su aplicación eficaz", insiste en su informe.
El Tribunal de Cuentas de la UE ha puesto de relieve en su informe "ciertas deficiencias" en la forma en que el Ejecutivo comunitario estipuló "las condiciones" a cambio de la ayuda a Ucrania y también ve problemas en el método para evaluar su cumplimiento, al tiempo que critica que "la mayoría de los programas de apoyo presupuestario a Ucrania se idearon para desembolsar una proporción significativa del importe asignado al comienzo del programa" y que la Comisión optara por "un rápido desembolso de la asistencia" ante la "situación crítica" de Ucrania en 2014.
De cara a mejorar la eficacia en el uso de las ayudas europeas, el Tribunal de Cuentas de la UE recomienda que se haga "más hincapié" en el futuro en "la gestión de las finanzas públicas", pide "mejorar la concepción de las condiciones y los desembolsos de la ayuda financiera" y "reforzar el seguimiento de la forma de ejecutar la asistencia de la UE". También reclama insistir más en la eficacia y la sostenibilidad de las reformas en la exrepública soviética y mejorar la eficacia de la ayuda europea para mejorar el funcionamiento del sector del gas ucraniano y el suministro energético tras admitir que el avance para modernizar su sistema de tránsito de gas ha sido "limitado".
La economía sumergida en Ucrania es "la más grande de Europa" y representa el 44% del PIB, según apuntan algunos estudios, mientras que Ucrania fue clasificada en el puesto 130 de 168 países por la organización de Transparencia Internacional en 2015, si bien mejoró su ranking respecto al año anterior, cuando se situó en el puesto 142 de 172 países.