Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tiroteo en la Explanada de las Mezquitas en Jerusalén se salda con tres muertos y tres heridos

La Policía de Israel ha cancelado los rezos de este viernes en la Explanada de las Mezquitas poco después de un tiroteo que se ha saldado con dos policías israelíes muertos varios heridos, además de la muerte de los tres atacantes. Minutos antes, la Policía había ordenado el cierre del recinto religioso.

Las autoridades han afirmado que tres atacantes abrieron fuego contra un grupo de policías que se encontraban cerca de la entrada de la Puerta del León, situada en los alrededores de la Explanada de las Mezquitas.
Un portavoz policial explicó que los atacantes salieron de la Explanada de las Mezquitas y se dirigieron hacia la Puerta del León,  donde abrieron fuego contra los agentes e intentaron esconderse en el interior del recinto religioso.
El servicio de emergencias Magen David Adom ha informado que dos de los heridos se encuentran en estado crítico, mientras que el tercero está en estado moderado.
Las autoridades israelíes han ordenado el cierre de la Explanada de las Mezquitas, conocida como Monte del Templo por los judíos, tras el incidente, tal y como ha recogido el diario local 'Haaretz'.
El suceso ha tenido lugar cuatro días después de que un palestino muriera tiroteado tras intentar atropellar y apuñalar a un grupo de soldados cerca del asentamiento de Tekoa, ubicado en Cisjordania. Un militar resultó herido en el ataque.
En junio, una miembro de la Policía Fronteriza murió en un ataque perpetrado en Jerusalén por tres palestinos armados.
Estos hechos se enmarcan en la ola de violencia que se desató en octubre de 2015 por el cambio en las condiciones de acceso a la Explanada de las Mezquitas, un lugar sagrado para musulmanes y judíos.
Desde entonces, han muerto más de 250 palestinos --cerca de 175 considerados como atacantes-- y 38 israelíes, además de un jordano, un británico y dos estadounidenses.