Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tintori y De Ledezma se encadenan en Vaticano para pedir la liberación de presos políticos

Lilian Tintori y Mitzy de Ledezma, esposas de dos políticos opositores encarcelados, se han encadenado este domingo en la Plaza de San Pedro de Vaticano para exigir la libertad de los presos políticos del país.
"Por la libertad de los presos políticos en Venezuela. Son más de cien", ha indicado Tintori durante el acto, según un vídeo publicado en su cuenta en la red social Twitter.
Asimismo, ha destacado que "es una expresión cien por cien pacífica", agregando que "es una acción simbólica de paz".
Posteriormente, Tintori ha entregado las llaves de los candados utilizados, asegurando que no se las devolverá "hasta lograr la libertad de todos los presos políticos, la libertad de Venezuela".
La esposa del político Leopoldo López ha expresado además su deseo de que el 6 de diciembre sean liberados los presos políticos, en referencia a la próxima reunión de la mesa de diálogo.
"Vaticano está en un diálogo. Le pedimos que den resultados, y lo primero que tiene que pasar es la libertad de todos los presos políticos", ha remachado.
Por su parte, la esposa de Antonio Ledezma ha pedido al Papa Francisco "que haga al Gobierno (de Venezuela) cumplir con su deber internacional de liberar a los presos políticos".
Junto a ellas se ha encadenado también Antonieta de López, madre de Leopoldo López.
El Gobierno y la coalición opositora instalaron el pasado 30 de octubre en Isla Margarita la mesa de conversaciones para fijar su contenido y mecanismos, gracias a la mediación de la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR) y Vaticano.
El objetivo de este diálogo es encontrar una solución a la crisis política, económica y social que sufre Venezuela, agravada desde que la oposición logró el control de la Asamblea Nacional el 6 de diciembre de 2015, lo que ha dado lugar a una cohabitación inédita en el país.