Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tillerson y McMaster niegan que Trump revelara información clasificada a Lavrov

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, ha negado que el presidente, Donald Trump, revelara algún tipo de "fuentes, métodos u operaciones militares" al ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, en la reunión que celebraron la semana pasada en la Casa Blanca.
La Casa Blanca ha emitido el comunicado, citando al jefe de la diplomacia estadounidense, poco después de que el diario 'The Washington Post' publicara un artículo que apunta a que el presidente reveló información altamente clasificada a Lavrov, y al embajador ruso, Sergei Kisliak.
"Durante el encuentro del presidente Trump con el ministro de Exteriores Lavrov se abordaron diferentes asuntos, entre ellos, los esfuerzos y amenazas comunes con respecto a antiterrorismo", ha indicado la Casa Blanca en el texto, atribuido a Tillerson.
Por su parte, el asesor de Seguridad Nacional, el general H.R. McMaster, ha calificado de "falsa" la información publicada por el citado diario.
"La historia que se ha publicado esta noche es falsa", ha asegurado el general ante los medios de comunicación. En una breve intervención ante la prensa, McMaster ha explicado que Trump y Lavrov "revisaron varias amenazas comunes" entre los países, entre ellas "amenazas a la aviación civil".
"En ningún momento", ha recalcado, "se debatió acerca de métodos o fuentes de Inteligencia, y el presidente no reveló ninguna operación militar que no se conociera ya públicamente", ha señalado.
Por último, McMaster ha indicado que él mismo estaba presente en la reunión y que puede asegurar que "eso no ocurrió", afirmación que ha pronunciado antes de darse la vuelta agradeciendo la presencia de los medios pero sin aceptar preguntas.
Según fuentes citadas por el diario, la información que reveló Trump a Lavrov y al embajador de Rusia en Estados Unidos, Sergei Kisliak, podría poner en peligro una fuente clave de Inteligencia sobre Estado Islámico.
La información que el presidente habría transmitido a las autoridades rusas habría sido proporcionada por un aliado estadounidense a través de un acuerdo de intercambio de información de Inteligencia considerado altamente sensible, tanto que los detalles del mismo se le ocultaron a los aliados y han estado estrictamente restringidos incluso dentro del Gobierno estadounidense.
Este socio no había dado a Estados Unidos ningún tipo de autorización para compartir este material con Rusia, y estas fuentes han señalado al citado diario que la decisión de Trump de revelar estos datos pone en peligro la cooperación de un aliado que tiene acceso al funcionamiento interno de Estado Islámico.
Tras la reunión, que se celebró la semana pasada en la Casa Blanca, altos cargos adoptaron varias medidas para tratar de minimizar el daño, advirtiendo a la CIA y a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés).
"Esto es información 'code-word'", ha señalado una de las fuentes cercanas al caso, utilizando un término que hace referencia a uno de los niveles de clasificación de información más altos utilizado por las agencias de Inteligencia estadounidenses.
Según esta fuente, Trump "reveló más información al embajador de Rusia" que la que se ha compartido con los propios aliados de Washington.