Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Texas ejecuta a un hombre condenado por asesinar a tiros a un policía de Dallas en 2001

Licho, pandillerocuatro.com

El estado de Texas ha ejecutado a un pandillero condenado a muerte por asesinar a tiros a un policía de Dallas en 2001, cuando el agente se encontraba fuera de servicio, trabajando como guarda de seguridad en una discoteca de la ciudad.

Licho Escamilla, de 33 años, ha sido declarado muerto a las 18.31 horas (hora local) en la prisión de Huntsville, tras recibir la inyección letal, tal y como informan los medios locales. El pandillero --de origen hispano-- cometió el crimen cuando tenía 19 años de edad.
"El Papa Francisco, el enviado de Dios, pidió a Texas conmutar mi pena de muerte por una cadena perpetua. Pero el estado de Texas ha rechazado escuchar al enviado de Dios y se las tendrá que ver con el propio Dios. Que todo el mundo sepa que esto no ha terminado", ha dicho Escamilla antes de su ejecución.