Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al menos 89 muertos y 593 heridos por un terremoto en China

Al menos 89 personas han fallecido, 593 han resultado heridas y más de 1.200 viviendas han quedado destruidas este lunes a consecuencia del terremoto de magnitud 6,6 en la escala Richter que ha sacudido esta pasada noche la provincia china de Gansu (noroeste), según el balance publicado por las autoridades.

El departamento de Comunicación del gobierno de la ciudad de Dingxi ha informado de estas cifras de muertos y heridos y de que hay cinco personas en paradero desconocido.

La zona más afectada es el condado de Minxian, donde se han contabilizado 72 muertos y 515 heridos, 60 de ellos graves, según la última información publicada por la agencia de noticias oficial, Xinhua.

El terremoto se ha registrado a las 7.45 horas (1.45 horas en la España peninsular) en la ciudad de Dingxi, entre los condados de Minxian y Zhangxian, a 170 kilómetros al sureste de la capital provincial, Lanzhou, tal y como ha indicado la Oficina Sismológica Provincial de Gansu.

El epicentro se ha registrado en una zona situada sobre una falla en la provincia de Gansu (a 34,5 grados de latitud norte y 104,2 de longitud este) y el hipocentro a una profundidad de 20 kilómetros, según la Red Sísmica de China, citada por Xinhua.

El terremoto ya ha causado al menos 422 réplicas, la mayor de ellas de una magnitud de 5,6, según ha informado el portavoz del gobierno provincial, Chang Zhengguo, durante una rueda de prensa en Lanzhou. Las primeras investigaciones han constatado la destrucción total de más de 1.200 viviendas y graves desperfectos en alrededor de 21.000.

Las autoridades locales de Minxian han afirmado que la mayoría de los pueblos del condado han resultado afectados por el terremoto y han destacado que las localidades de Meichuan (en la que los servicios de rescate han registrado al menos 31 muertos) y Puma se han visto gravemente dañadas por el terremoto y por los subsiguientes inundaciones y corrimientos de tierras. Asimismo, se han registrado cortes eléctricos e interrupciones en los servicios de telefonía móvil e Internet.

La Cruz Roja de China ha enviado suministros a las zonas afectadas, incluidas ropas y tiendas de campaña y la Administración de Terremotos del país ha lanzado un plan de emergencia para hacer frente a la situación y rescatar a los afectados. Alrededor de 3.000 policías, bomberos, soldados y trabajadores de emergencias se han desplazado a la zona.