Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Temer asegura que "jamás" solicitó, participó ni autorizó pagar para conseguir el silencio de Cunha

El presidente de Brasil, Michel Temer, ha asegurado que "jamás" solicitó que se hicieran pagos para conseguir el silencio del expresidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, después de que éste entrara en prisión en el marco de la investigación por el 'caso Lava Jato', tal y como ha indicado el diario 'O Globo' este miércoles.
En un breve comunicado, la Presidencia brasileña ha asegurado que Temer "no participó ni autorizó movimientos con el objetivo de evitar acusaciones o colaboraciones con la Justicia" por parte del exparlamentario.
Los propietarios de la principal productora de carne, la empresa brasileña JBS, han asegurado ante la Fiscalía de Brasil que grabaron al presidente autorizando la compra del silencio de Cunha.
Según el periódico brasileño, el empresario Joesley Batista entregó una grabación al Ministerio Público, realizada este mismo año, en la que le dice a Temer que había entregado a Eduardo Cunha y al operador Lúcio Funaro una cantidad de dinero para que permanecieran callados en prisión.
Ante esta información, Temer dice en la grabación: "Esto tienes que mantenerlo, ¿de acuerdo?", según el citado diario.
En el texto publicado por el Palacio de Planalto la Presidencia ha explicado que "el encuentro con Joesley Batista tuvo lugar a principios de marzo en el Palacio de Jaburu, pero que en el diálogo no hubo nada que comprometa la conducta del presidente de la República".
"El presidente defiende la amplia y profunda investigación para adelantar todas las denuncias presentadas y transmitidas por la prensa", ha señalado Planalto en el texto, en el que asegura que Temer defiende también que se comprueben las responsabilidades de los "eventuales implicados en cualquier ilícito".
En torno a las 21.00 horas (2.00, hora peninsular española), medio centenar de manifestantes se congregaron frente a la sede presidencial, en Brasilia, con bocinas para protestar contra el mandatario, ante lo cual la Policía Militar ha reforzado la seguridad, según Agencia Brasil.
Cunha se encuentra en la prisión de Curitiba desde que fue detenido en Brasilia el pasado mes de octubre, acusado de haber recibido sobornos por valor de cinco millones de dólares a raíz de dos contratos para la construcción de dos buques sonda para Petrobras.
Entre los argumentos utilizados para justificar la solicitud de entrada a prisión de Cunha, los investigadores de 'Lava Jato' afirmaron que el hecho de que el exdiputado estuviera en libertad representaba un riesgo para la investigación.
Según la Fiscalía, existen pruebas de que hay cuentas bancarias pertenecientes a Cunha en el exterior del país que aún no han sido identificadas. Además de esto, los procuradores han subrayado que el expresidente de la Cámara tiene doble nacionalidad, brasileña e italiana, por lo que podría huir del país.