Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Temer promete una mayor implicación del Gobierno federal en el sistema penitenciario

El presidente de Brasil, Michel Temer, ha prometido una mayor implicación del Gobierno federal en el sistema penitenciario a raíz de la reyerta ocurrida esta semana en una cárcel de Manaos y que concluyó con la muerte de más de medio centenar de reclusos.
Temer se ha referido este jueves por primera vez al "accidente terrible" de Manaos, que ha puesto de manifiesto la incapacidad de las autoridades brasileñas para contener la violencia en las cárceles. Actualmente, la seguridad de estos centros corresponde a los estados.
El Gobierno federal desbloqueó en diciembre 1.200 millones de reales (más de 350 millones de euros) del Fondo Penitenciario Nacional (FUNPEN) para ayudar a los estados a mejorar su sistema penitenciario y Temer ha asegurado que 800 millones irán destinados a construir al menos una cárcel más por territorio.
Asimismo, se destinarán al menos 150 millones de reales a instalar inhibidores de frecuencia en al menos el 30 por ciento de los centros, según informa la Agencia Brasil.
Temer también ha instado a los gobiernos estatales a pedir refuerzos a los cuerpos federales en caso de situaciones conflictivas, algo que no se habría producido en Manaos. En este sentido, ha asegurado que no existía una responsabilidad "clara y definida" de los agentes estatales, entre otras razones por la externalización de servicios.
Por su parte, el ministro de Justicia, Alexandre Moraes, ha anunciado la creación de cinco nuevas cárceles de máxima seguridad --más del doble de las actuales-- y reformas legislativas para que los responsables de delitos no violentos no pasen largas temporadas entre rejas, en un intento por aliviar la saturación.