Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Temer aprovecha su discurso ante la ONU para defender el cese de Rousseff

El presidente de Brasil, Michel Temer, ha defendido ante Naciones Unidas que el proceso de 'impeachment' contra su predecesora, Dilma Rousseff, se llevo a cabo "dentro del más absoluto respeto al orden constitucional" y, en este sentido, ha reiterado que el país sudamericano tiene un compromiso "innegociable" con la democracia.
La tradición marca que Brasil es el primer país en tomar la palabra durante el debate anual de líderes en la Asamblea General de la ONU. En esta ocasión, sin embargo, no ha sido Rousseff sino Temer quien se ha subido al atril, tras un año convulso marcado por los pulsos políticos.
Lo ha hecho apenas unas semanas después de que el Senado confirmase el cese de Rousseff, en el marco de un polémico proceso que la expresidenta ha calificado de "golpe". Para Temer, sin embargo, todo ha transcurrido dentro de los límites legales.
"Brasil acaba de atravesar un proceso largo y complejo, reglamentado y conducido por el Congreso Nacional y por el Tribunal Supremo (...). Todo ha transcurrido dentro del más absoluto respeto al orden constitucional", ha defendido Temer.
De cara al futuro, el flamante presidente se ha marcado como objetivo recuperar el crecimiento económico y recuperar los niveles de empleo. En este sentido, ha subrayado que existe "claridad" en cuanto al camino a seguir: "el camino de la responsabilidad fiscal y de la responsabilidad social".