Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El jefe de la Marina de Tailandia descarta un golpe de Estado

Tailandia descarta que se haya producido un golpe de estadocuatro.com

El jefe de la Marina de Tailandia, Narong Pipathanasai, ha afirmado que los líderes militares del país consideran que la situación está volviendo a la normalidad tras varios días de manifestaciones contra el Gobierno y que han descartado la posibilidad de un golpe de Estado.

"Todo el mundo está de acuerdo con que las fuerzas militares no tomarán un papel preponderante en esta situación y en que no habrá un golpe de Estado, ya que creemos que las tensiones se están rebajando y que todo volverá pronto a la normalidad", ha dicho.

 Tailandia lleva más de una semana sufriendo manifestaciones diarias contra el Gobierno, por su decisión de promover una ley de amnistía que permitiría el regreso al país de Thaksin. En los enfrentamientos entre manifestantes y agentes de las fuerzas de seguridad el pasado domingo han muerto, al menos, cuatro manifestantes, según el balance oficial del Gobierno.

El martes, el líder de las manifestaciones, Suthep Thaugsuban, destacó que el movimiento que encabeza ha logrado una primera victoria frente al Ejecutivo, al tiempo que prometió que su campaña de presión continuará hasta que la primera ministra, Yingluck Shinawatra, presente su dimisión y termine toda influencia de su "régimen" en el país asiático.

Suthep ha asegurado que las manifestaciones continuarán hasta lograr el final del "régimen de Thaksin", en referencia al hermano de la primera ministra, el ex primer ministro Thaksin Shinawatra, derrocado en 2006 en un golpe de Estado y condenado posteriormente en rebeldía a prisión por cargos de corrupción.

En su discurso ante los manifestantes concentrados en el principal recinto gubernamental de la capital tailandesa, el líder de las protestas indicó que ya han conseguido una primera victoria pero dejó claro que las movilizaciones no han terminado, a pesar de haber logrado irrumpir en el cuartel general de la Policía Metropolitana de Bangkok y en la sede del Gobierno.

Tras la ocupación temporal de esas dos instituciones, los manifestantes se retiraron a sus bases, establecidas en torno al Monumento a la Democracia y en la avenida Ratchadamnoen. "Podemos celebrarlo pero no os dejéis arrastrar", afirmó Suthep.

   Suthep, que se ha autoproclamado el secretario general del Comité Popular para la Reforma Democrática de Tailandia, aseguró que la disolución del Parlamento y la renuncia de Yingluck no serían objetivos suficientes para poner fin a las protestas.

Poco después, Yingluck ordenó la creación de un "foro del pueblo" en el que participen, además de los ciudadanos, académicos y expertos legales, con el fin de discutir una solución al conflicto político que arrastra el país.

Para ello, Yingluck encargó al viceprimer ministro, Pongthep Thepkanchana, y al ministro de Justicia, Chaikasem Nitisiri, que supervisen dicho foro, en el que espera que puedan participar todos los sectores con el fin de acabar con las protestas políticas mediante la negociación.