Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Suspendidos 372 agentes en dos días en el marco del proceso de depuración de la Policía Nacional

La comisión especial designada para llevar a cabo el proceso de depuración y transformación de la Policía Nacional de Honduras ha suspendido a 372 agentes en los últimos dos días.
Según las estimaciones elaboradas por la propia comisión, se prevé que cerca de 2.000 agentes --de la escala básica-- sean suspendidos de su cargo, de un cuerpo formado por cerca de 10.000 efectivos.
La Policía ha anunciado dos tandas de suspensiones esta semana: el lunes, un total de 170 agentes, mientras que este martes han sido 202.
Las autoridades han reafirmado su "compromiso de continuar con objetividad y decisión con el proceso de reestructuración para dar paso al desarrollo de una nueva Policía Nacional".
El proceso de saneamiento de la institución prevé, además, que en los próximos seis años se incremente el número de agentes por cada 100.000 habitantes, pasando del actual (156) a los cerca de 280.
Según la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés), la cifra recomendable es que cada país cuente con cerca de 300 policías por cada 100.000 habitantes.