Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo da luz verde al 'tarifazo' eléctrico de Macri en Buenos Aires

La Corte Suprema de Argentina ha respaldado este martes la subida del precio de la electricidad ordenada por el Gobierno de Mauricio Macri para la provincia de Buenos Aires, como parte de su agenda económica, tumbando así una decisión judicial anterior.
Los cinco miembros del alto tribunal han esgrimido que los demandantes --un grupo de diputados, el Defensor del Pueblo, el Partido Justicialista y el Club Social y Deportivo 12 de Octubre-- carecen de legitimidad porque no representan a todo el colectivo de usuarios.
De esta forma, el Supremo ha revocado la decisión de la procuradora general, Alejandra Gils Carbó, que ratificó una medida provisional dictada por la Sala II de la Cámara Federal de La Plata para frenar la subida del precio de la luz.
Este fallo es opuesto al dictado el pasado 18 de agosto por la Corte Suprema, en el que anuló el 'tarifazo' del gas a nivel nacional, esgrimiendo que el Gobierno violó el procedimiento administrativo al no convocar audiencias públicas.
El Ejecutivo ha corregido sus errores y ha anunciado audiencias públicas para este mes en las que propondrá un aumento medio del precio del gas del 203 por ciento, según ha revelado el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, tras reunirse con los ministros de Energía e Interior.
Macri llegó a la Casa Rosada el pasado 10 de diciembre con la promesa de reordenar las finanzas argentinas tras una década de Gobierno 'kirchnerista' caracterizada por generosos subsidios sobre las cuentas de luz, gas y agua.
Las fuertes subidas en los precios de los servicios públicos han desatado multitudinarias protestas contra el Gobierno de Macri porque muchos argentinos no pueden pagar las nuevas tarifas en medio de una inflación disparada.