Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo de Israel rechaza la apelación de Olmert y reafirma la ampliación de la condena

El Tribunal Supremo de Israel ha rechazado la apelación presentada por el ex primer ministro de Asuntos Exteriores israelí Ehud Olmert en relación con el caso de corrupción 'Talansky', por el que el ex mandatario fue condenado en mayo a ocho meses de prisión adicionales por un tribunal de Jerusalén.
Olmert, que se encontraba imputado por corrupción y malversación de fondos en el marco del 'Caso Talansky', fue condenado previamente a 19 meses de prisión, lo que supone ahora que el ex mandatario no será puesto en libertad hasta febrero de noviembre de 2019. Según la Fiscalía, Olmert utilizó ilegalmente unos 153.000 dólares (136.000 euros) que había recibido de forma fraudulenta del empresario estadounidense Morris Talansky entre 1993 y 2002.
No obstante, la corte ha absuelto a Olmert del caso 'Rishon Tours', los cargos más graves de los cinco casos presentados por la Fiscalía contra Olmert, con tres magistrados a favor y dos en contra, según ha informado el diario 'Jerusalem Post'.
En relación con el caso 'Centro de Inversión', Olmert fue condenado en julio de 2012 por un tribunal de Jerusalén a un año de libertad condicional y a una multa de 75.000 shekels (unos 14.800 euros) por abuso de confianza.
La Fiscalía, que señalaba a Olmert como el principal responsable de una serie de nombramientos políticos en la Autoridad de Pequeñas y Medianas Empresas de Israel cuando era ministro de Industria, Comercio y Trabajo había pedido por este caso otros seis meses de prisión para el ex primer ministro.
Sin embargo, los cinco magistrados han rechazado por unanimidad la apelación adicional. La Fiscalía, por su parte, ha señalado que la sentencia no es lo suficientemente dura en relación con todos los cargos presentados contra el acusado.