Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo de India ratifica la pena de muerte a los acusados por violar y asesinar a una joven en 2012

El Tribunal Supremo de India ha confirmado este viernes la pena de muerte dictada contra los cuatro condenados por la violación y el asesinato de una joven de 23 años, identificada con el apodo 'Nirbhaya', en un autobús en 2012, según ha informado el diario 'The Times of India'.
"El caso de violación y asesinato de Nirbhaya es uno de los más raros y estamos obligados a dar un castigo extremo para garantizar la justicia", ha asegurado el Tribunal Supremo.
El 16 de diciembre de 2012, 'Nirbhaya' fue violada de forma brutal en un autobús en la capital por un grupo de hombres durante casi una hora mientras recibía una paliza con una barra de hierro y murió dos semanas después. Seis personas fueron detenidas en relación con el caso.
El abogado de los condenados, AP Singh, ha asegurado que presentará una petición de revisión. "No se puede colgar a alguien solo para enviar un mensaje a la sociedad. Los Derechos Humanos han sido sacrificados hoy", ha señalado Singh.
De los seis detenidos inicialmente, uno de ellos se suicidó en la cárcel y otro, que era menor de edad en el momento del crimen, fue condenado en agosto de 2016 a una pena máxima de tres años en un reformatorio.
La violencia contra las mujeres en India ha sido un asunto de gran importancia desde la violación a 'Nirbhaya'. Desde entonces, las leyes contra la violación se han endurecido, pero los ataques a las mujeres siguen siendo comunes.
Según la Oficina Nacional de Crímenes Registrados, en 2015 se documentaron más de 300.000 crímenes contra mujeres, entre otros violaciones, secuestros, acoso sexual y la crueldad por parte de sus maridos y familiares.