Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Atacan un campamento de la ONU y matan a "decenas" de civiles

Campamento de la ONU en Sudán del SurEFE

La ONU ha denunciado un ataque "indiscriminado" por parte de milicianos contra población civil refugiada en una de sus bases en la ciudad de Bor, en Sudán del Sur, que habría causado "decenas de muertes", según ha informado el coordinador de la ONU para asuntos humanitarios en el país, Toby Lanzer.

El ataque, llevado a cabo por jóvenes armados, ha sido finalmente repelido por las fuerzas de paz de la ONU que se encontraban en la zona. Sin embargo, según informa la cadena británica BBC, decenas de civiles refugiados han sido asesinados por estas milicias que fingían ser manifestantes pacíficos.
Lanzer ha explicado que unos 350 jóvenes se acercaron a la base en la mañana del jueves que la supuesta intención de presentar una petición. "Se las arreglaron para forzar la puerta, entraron y comenzaron a disparar indiscriminadamente", ha denunciado Lanzer, que aunque no ha detallado el número de víctimas, asegura que hay "decenas" de muertos.
"Gracias a la valentía de los soldados de paz se logró repeler el ataque. Desafortunadamente hemos tenido una pérdida significativa vidas humanas. No puedo confirmar el número, pero puedo decirles que son decenas", ha sentenciado. Por su parte, el portavoz de la ONU Stephane Dujarric ha confirmado que dos soldados de la ONU resultaron heridos al repeler la turba armada.
Casi 5.000 civiles se han refugiado en esta base de la ciudad de Bor, devastada por la guerra. Miles de personas han muerto en Sudán del Sur desde el comienzo del conflicto --en diciembre-- entre los partidarios del presidente Salva Kiir y su ex diputado, Riek Machar. Más de un millón de personas han tenido que huir del país a causa del conflicto.
"Hemos reforzado nuestra base, enviando una señal muy claras para cualquiera que intente cometer un delito", ha advertido Lanzer, que asegura que usarán la fuerza si es necesario "para proteger a las personas cuyo único propósito para acudir a la base de la ONU es seguir con vida".
Otra fuente de la ONU que habló bajo condición de anonimato con la agencia Reuters, ha dicho que al menos 20 personas habían muerto y otras 60 han resultado heridas en el ataque a la base en Bor, en el norteño estado de Jonglei. La fuente ha advertido de que la cifra de muertos probablemente aumentará.